Vinícius Júnior debe enfocarse sólo en el fútbol

Nadie puede dudar que Vinícius Júnior está siendo el jugador más decisivo del Real Madrid en este inicio de temporada, además de haber sido uno de los puntales del histórico doblete conseguido por la institución merengue en la 2021-2022; sin embargo, el brasileño debe mejorar su actitud en el césped.

Y esto no tiene nada que ver con los bailes, puesto que tanto Vino Jr. como cualquier futbolista del globo terráqueo tiene todo el derecho a celebrar los goles al ritmo de samba o el género que le provoque. La cuestión va de la mano a la actitud del extremo de “La Canarinha” durante los 90 minutos de sus últimos desafíos, donde da la sensación de estar más pendiente de una guerra verbal y gestual con sus rivales e hinchada opositora, que de seguir marcando diferencias a base de regates con y sin espacios, igual que de las eficaces sociedades con sus compañeros madridistas y, evidentemente, de perforar las redes; cosa que se le viene dando bastante bien en el último año.

Lo ocurrido el domingo en el Estadio Metropolitano, casa del Atlético de Madrid, fue el mejor reflejo de que Vinícius Júnior debe enfocarse netamente en los 90 minutos del choque y en ayudar a su Real a mantener el inmaculado comienzo de campaña que tiene. Es que el carioca lució espeso con el balón (a pesar de que se inventó una pared con Modric que finalizó en una galopada previa al gol de Valverde), perdiendo la mayoría de duelos y mucho más pendiente de encararse verbalmente con el defensor colchonero de turno y con las tribunas, que de llevar el peso en ataque de su equipo.

Es una obviedad que a sus 22 almanaques, “Vini” tiene margen de crecimiento dentro y fuera de la cancha, pero estará obligado a controlar su ímpetu y temperamento si no quiere ser consumido por el personaje, como ha ocurrido en el caso de otro compatriota de talento superlativo, Neymar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.