tramas a seguir para los Dallas Cowboys

Echamos un vista detenido a las interrogantes que rodean a Dallas previo al arranque de su campamento de entrenamiento

OXNARD — Los Dallas Cowboys abren su campamento de entrenamiento del 2022 este martes en el River Ridge Residence Inn. Aquí hay un vistazo a las tramas más importantes a seguir para la franquicia:

¿Cuál es la batalla por posición más importante de la plantilla?

Quizás se trate del puesto titular de receptor abierto al lado opuesto de CeeDee Lamb, al menos para el arranque de campaña. O, la competencia por reemplazar a Randy Gregory (Sam Williams, Dante Fowler Jr., Dorance Armstrong). Pero, para que los Cowboys sean un contendiente genuino, todo se reducirá a la línea ofensiva. Los Cowboys seleccionaron a Tyler Smith en la primera ronda, con la idea de que sea el eventual sucesor para Tyron Smith en la posición de tackle izquierdo, y su guardia izquierdo para el 2022. Él y Connor McGovern llegarán a Oxnard en la competencia por el puesto. McGovern está entrando un año de contrato, pero no pudo retener el puesto el año pasado, luego de reemplazar a Connor Williams, quien emigró vía agencia libre para Miami. Por años, la línea ofensiva de los Cowboys ha sido descrita “entre lo mejor de la NFL“, sea o no que lo merezca. Ya sea Tyler Smith o McGovern podrían ayudar a la unidad ganando el puesto y no ganándolo por default porque uno de ellos juegue de manera pobre.

¿Quién es el jugador con más por demostrar?

Dak Prescott. No porque tiene un contrato de 40 millones de dólares anuales. No porque enfrenta el mismo mandato de ganar o adiós que parece enfrentar el head coach Mike McCarthy. No porque no es uno de los mejores quarterbacks en la NFL. Los Cowboys apuestan a que Prescott eleve el juego aéreo, habiendo canjeado al receptor Amari Cooper y sin sumar a un reemplazo notable en agencia libre, ni en las dos primeras rondas del draft. La última ocasión en que Prescott entró al campamento de entrenamiento con un grupo de receptores repleto de tantas interrogantes, fue en el 2018, su tercera campaña, cuando los Cowboys apostaron a un comité compuesto por Allen Hurns, Deonte Thompson, Cole Beasley y el entonces novato Michael Gallup. Eso no funcionó muy bien, pero Prescott es un quarterback muy diferente ahora. Esta vez, posee a Lamb como su WR1, pero se espera que Gallup (rodilla) se pierda al menos un par de partidos en septiembre, y Prescott ha tenido trabajo limitado con el agente libre recién firmado James Washington, y con Jalen Tolbert, un recluta de tercera ronda, en el receso de campaña. Se le pedirá a Prescott que mejore al grupo.

La mayor interrogante: ¿Qué puede hacer el coordinador defensivo Dan Quinn para mejorar lo realizado el año pasado?

Tomó las riendas de una defensiva el año pasado que había permitido 473 puntos en el 2020 –la mayor cifra en la historia de la franquicia– y mostró mejoría inmediata. Se vio auxiliado por la adición del Novato Defensivo del Año, Micah Parsons, el ascenso del esquinero Trevon Diggs, y un grupo que creyó en sus enseñanzas. Además, cambió su modus operandi de jugar la mayor parte del tiempo con un safety en lo profundo, y emplear más coberturas personales. Los resultados fueron notables. Los Cowboys lideraron a la liga en robos de balón y cedieron apenas 358 puntos. Con interrogantes a la ofensiva, se le pedirá a la defensiva llevar mayor porcentaje de la carga que en años pasados. Dependerá de Quinn mantenerse por delante de los oponentes que ya tuvieron un receso de temporada completo para estudiar su nuevo sistema.

¿Cuál es la batalla más importante, en términos de fantasy football?

No es tanto un Tony Pollard vs. Ezekiel Elliott; es más un Pollard vs. el resto de la ofensiva. Mucho se ha hablado de la caída en la producción de Elliott, y el modo en que terminó la campaña pasada, pero pocos mencionan que jugó la mayor parte de la temporada con un ligamento posterior cruzado parcialmente desgarrado. Antes de lesionarse, Elliott parecía poder pelear por el título terrestre. La meta de los Cowboys debe ser maximizar los toques de Pollard y lo pueden lograr sin minimizar el impacto de Elliott a la ofensiva. Pollard jugó más como receptor abierto que como corredor a nivel universitario. Los Cowboys tienen interrogantes en la posición de receptor abierto con la lesión de Gallup y una profundidad que deja dudas. Pollard deberá mostrar que puede correr rutas múltiples, pero si lo consigue, eso deberá incrementar sus toques y valor de fantasy.

Predicción del campamento de entrenamiento

Williams reclamará el puesto de ala defensiva titular al lado opuesto de DeMarcus Lawrence como reemplazo de Gregory. El recluta de segunda ronda de los Cowboys posee todas las habilidades para presionar a pasadores que ama Quinn para trabajar: velocidad por la orilla, habilidad para doblar, manos sólidas. Armstrong y Fowler poseen más conocimiento de NFL, y aunque ser un “titular” puede ser algo sobrevalorad, dado que le gusta a Quinn rotar a sus linieros defensivos, el talento de Williams lo tendrá sobre el campo desde el inicio. Esperen verlo aproximarse a las seis capturas de Gregory del año pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.