Rui Pinto, el Robin Hood del fútbol, reconoce haber extorsionado con Football Leaks

El caso conocido como ‘Football Leaks’ lleva un tiempo en los tribunales. La publicación como consecuencia de la obtención de información sobre contratos de jugadores sin autorización, está siendo juzgada durante estos días. Esta semana, el principal inculpado, el portugués Rui Pinto, reconoció haber extorsionado a Nelio Lucas, entonces CEO de Doyen Sport, en octubre de 2015.

Hay 90 casos abiertos en relación al caso. 89 de ellos por robo de información y este por la extorsión a la que fue sometida la cabeza visible de Doyen. “Nunca tuve conocimiento de que pudiera constituir un delito de extorsión. Pues reconozco que la conducta que tuve podría enmarcarse en un delito de extorsión en la forma de tentativa”, afirmó Rui Pinto. La declaración fue tomada casi a broma por la presidenta del tribunal: “Todos estaban en este lío, pero nadie se dio cuenta de lo que estaban haciendo”.

El autodenominado hacker informático afirmo que, días después del nacimiento de Football Leaks’, se acercó a Nelio Lucas, presentándose como Artem Lubozov y utilizando una dirección de correo electrónico rusa. ” Hoy en día no me reconozco con esto, es un lío enorme. Todo esto era infantil. Yo me imaginaba que Nelio Lucas no iba a responder”.

El abogado Aníbal Pinto fue el siguiente en aparecer en escena, ya que asumió la representación del citado Rui Pinto. El objetivo era cerrar una reunión con Nelio Lucas fuera de Portugal y con la identidad protegida. Una de los encuentros tuvo lugar en una vía de servicio de Portugal cerca de Oeiras.

Rui Pinto, mientras, estaba en contacto desde Hungría. Sigue considerando todo con una información de interés público por las transferencias recibidas por Doyen Capital, cuya sede estaba en Londres con presencia en Malta.

Una historia truculenta

En otros de los juicios, Rui Pinto afirmó: “Estaba en Praga con los amigos que iban a ser parte de Football Leaks, bebíamos y hablamos de fútbol, del caso de corrupción en la FIFA y también de los montajes relacionados con los derechos deportivos de futbolistas en manos de terceros y de los fondos de inversión. Sabíamos que era ilegítimo. Los primeros informes no eran ni míos, pero me llegaba la información y veía las prácticas dudosas de los fondos”, en referencia a los robos del correo electrónico de Sporting, Doyen Sports, la Federación portuguesa de fútbol, un importante bufete de abogados e incluso de magistrados de la fiscalía portuguesa.

Rui Pinto, 33 años, de ‘profesión’ hacker está siendo juzgado por extorsión al pedir a Nelio Lucas entre 500.00 y un millón de euros, además de por el robo de información. “Como vi que eran se interés, las hice publicas. Nunca por dinero”, sentencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *