Robert Lewandowski vuelve a iluminar al FC Barcelona

Después de ofrecer una muy buena imagen, sobre todo durante los primeros 45 minutos, el FC Barcelona pagó caros sus errores en el feudo del Bayern Múnich. Pese a ello, el plantel catalán puede estar más que satisfecho con su lavado de cara en una Champions que se le resiste desde 2015. De esta manera, volvía a ponerse el mono de trabajo en la máxima categoría del balompié nacional. En concreto, se había citado con el Elche en el Spotify Camp Nou.

Sigue después de este anuncio

Xavi Hernández saldría de inicio con Marc-André ter Stegen como su titán bajo palos, acompañado en la retaguardia por Jules Koundé, Ronald Araujo, Eric García y Alejandro Balde. Por delante, la sala de máquinas quedaría conformada por Frenkie De Jong, Franck Kessié y Pedri. Tres profesionales que, claro está, tratarían de conectar con el tridente ofensivo de Ousmane Dembélé, Memphis Depay y el depredador Robert Lewandowski.

En el caso de Francisco Rodríguez, se decantaría por un Édgar Badía que fue una de las claves de los suyos para seguir compitiendo en la Liga. Por lo que respecta a su sistema defensivo, Palacios y Clerc darían profundidad a los carriles, junto con la contundencia en el eje central de John, Verdú y Bigas. Además, se posicionaría una línea de cuatro hombres con Fidel, Guti, Gumbau y Tete Morente, siendo Lucas Boyé su referencia en punta de lanza.

Un duro contratiempo para el Elche

Los primeros compases del choque no se caracterizarían por una gran intensidad, dado que faltaba mucho ritmo en el tapete verde. Sin embargo, todo cambiaría a partir de la expulsión (por roja directa) de Gonzalo Verdú. Un jugador que, muy a su pesar, no tuvo más remedio que derribar a Lewandowski tras un desplazamiento en largo de Frenkie de Jong al cuarto de hora. Dembélé estaba muy activo, aunque no conseguía atinar en los metros decisivos.

Édgar Badía estaría imperial para ganarle la partida a Frenkie, al tiempo que un precipitado Franck Kessié no disfrutaba de incidencia en el juego ofensivo del Barça. En cuanto a Pedri, no era capaz de evidenciar el impacto al que nos tiene acostumbrados en el césped. El que no fallaría sería Robert Lewandowski, acumulando cinco encuentros consecutivos viendo portería en el entorchado de la regularidad en España (1 – 0). Todo ello en una acción arrancada por Frenkie, además de ser prolongada por Pedri y Balde.

Robert Lewandowski suma y sigue

Acto seguido, Pedro Bigas realizaría una magnífica intercepción para frenar la progresión de Jules Koundé. Eso sí, una nueva incursión de Alejandro Balde sería resuelta a las mil maravillas por Memphis con una maniobra exquisita (2 – 0). Todavía en el primer acto, Pedri aprovecharía el rechace de Badía, si bien es cierto que la diana no subiría al marcador. ¿El motivo? El que fuera joven talento de la UD Las Palmas estaba en posición antirreglamentaria.

El trencilla mostraría el camino hacia el túnel de vestuarios a Francisco antes de tiempo, a lo que conviene sumar que Xavi movería ficha en la segunda mitad. En concreto, al dar entrada a Gavi por Kessié, mientras que Lewandowski firmaría el doblete en su cuenta particular (3 – 0). A saber, el polaco acumula ocho dianas en Liga y un total de 11 goles en lo que va de curso. Los ilicitanos también agitarían el árbol, al igual que el Barça con Ansu Fati (Memphis), Héctor Bellerín (Eric García) y Raphinha (Dembélé). Y los tres puntos se quedarían en la Ciudad Condal.

Así está la clasificación de Primera División

Así está la clasificación de máximos goleadores de Primera División

Leave a Reply

Your email address will not be published.