“Pensé que la iba a romper”: la mejor anécdota del entrenador que pasó del tenis al pádel

Ricardo Figueroa es coach en liderazgo y trabajó bastante tiempo relacionado al deporte de alto rendimiento en clubes de fútbol (en Universidad de Chile, por ejemplo), en rugby y, sobre todo, en tenis. Pero, en los últimos años, aquella especialización la empezó a combinar con el deporte que hoy revoluciona al país: el pádel.

En As, se refirió a cómo fue la transición para él desde el deporte blanco al pádel y contó una divertida anécdota: “Pensamos que la íbamos a romper…”.

– ¿El tenis ayuda a entrar al pádel?

– El tenis tiene elementos técnicos que ayudan mucho al pádel, lo que sí, no hay que abusar. A mis alumnos que vienen del tenis, yo lo primero que veo y les trato de arreglar el swing. Aquí el pádel es rápido, está encajonado por los vidrios, por la reja. No te permite tanto espacio para poder preparar el golpe. Por lo tanto, es un swing más cortito.

– Hay gente que nunca jugó tenis, pero que también se acerca al pádel. ¿Eso puede ser una ventaja?

– Es una ventaja porque va a priorizar el uso del vidrio, va a entender que dejar pasar y salir con el vidrio te facilita el contragolpe, o el tomar la iniciativa o poder ir a la red. Hay gente que entra con mucha timidez, diciendo “es que no he jugado tenis, por lo tanto, en el pádel no me va a ir bien”. Tengo alumnos y conozco gente que con cero base tenística o con muy poca, hoy día está jugando a muy buen nivel.

– El trabajo con los vidrios hay que incorporarlo a quienes vienen del tenis…

– Soy de los que, como entrenador de tenis, con algunos alumnos de tenis, nos metimos a los primeros campeonatos de pádel hace algunos años y pensábamos que con eso la íbamos a romper en primera o en segunda, y ya en cuarto nos ganaron unos señores de mucha edad, que manejaban bien los vidrios. ¿Qué quiero decir con esto? El manejo del tema de los vidrios es súper importante. Es fundamental en el pádel. Por otro lado también está el trabajo de pies, el ajuste de pasos, en un deporte tan dinámico como este.

Leave a Reply

Your email address will not be published.