#OpiniónPD | Cömert y la confianza en el fútbol, por @Fusta11

VALÈNCIA. Eray Cömert y la confianza en el fútbol. Qué bonito es ver resurgir a un futbolista de sus ‘cenizas’ en una situación complicada y con múltiples factores en contra. Hay que reconocer que no se equivocó Bordalás con que su adaptación no iba a ser fácil y que no era un fichaje de rendimiento inmediato. De hecho, las primeras actuaciones nos hicieron perder la fe a todos. Cada partido que jugaba salía en la foto con una acción desafortunada y que casi siempre tenía una incidencia directa en el desarrollo del partido. La exigencia de una liga de mayor nivel, el idioma o el sistema han sido un lastre que enterró a Eray Cömert en el Valencia. 

En este sentido, el fútbol tiene estas cosas y por eso nos engancha semana tras semana. La confianza es un termómetro que muchas veces nos sorprende de lo que puede llegar a ser un jugador. Todos los que hemos jugado al fútbol sabemos que es muy difícil contener los nervios o asumir la presión a sabiendas que es el más camino más probable para fracasar. 

Eray Cömert lo ha conseguido esquivar y su mérito es que nunca se ha rendido. No le ha temblado el pulso a la hora de resetear y empezar desde cero una temporada con Gattuso olvidando los errores del pasado curso. Incluso su expulsión contra el Girona cuando creo que estaba haciendo un buen partido me pareció demoledora. Algo me barruntó en la cabeza: “no le salen las cosas a este chico”. 

Conforme volví a verle en el once casi por necesidad, me temí lo peor. Pero Cömert no se ha hundido. Está creciendo con Gattuso y después de hacer su mejor partido en Getafe, se le sentó de manera un poco injusta en los códigos del fútbol contra el Rayo. La lógica tras lo sucedido en Vallecas le devolvió la titularidad y acabó saliendo ovacionado de Mestalla. Hace cinco meses parecía inimaginable. Esto tiene la confianza en el fútbol. Ahora sí que parece un fichaje interesante. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.