México 1970, el fútbol moderno – ContraRéplica

Entre gritos, globos, palomas y flores, el domingo 31 de mayo de 1970 Juanito (mascota oficial del campeonato) y el Estadio Azteca dieron la bienvenida a las 16 delegaciones que se disputarían la tan ansiada copa Jules Rimet, que finalmente encontraría un dueño vitalicio. Además de ser el primer torneo que se transmitió en vivo y a color por la televisión, también apareció por primera vez “Adidas” como patrocinador oficial del balón para el torneo, dando creación al “Telstar”.

Fue de grandes innovaciones en lo que se refiere a la técnica del deporte, ya que por primera vez se utilizaron las tarjetas: la amarilla para amonestar y la roja para expulsar; se implemento el famoso “juego limpio” y se permitió a cada equipo realizar dos cambios de jugadores.

México 70 también fue escenario del partido del siglo entre Alemania e Italia.

La historia del mejor campeonato del mundo estaba por escribirse: Pelé se consolidaría como el “Rey del Fútbol” en lo que sería su última participación con Brasil y se coronaría tricampeón con un marcador 4-1 frente a Italia.

Respecto a la selección mexicana, se clasificó de manera directa por albergar el torneo y después quedó ubicada en el grupo A junto a la Unión Soviética, Bélgica y El Salvador.

Su debut en la copa del mundo fue el 31 de mayo en el partido inaugural en el “estadio Azteca”, recinto que también se estrenaba y después haría historia.

A pesar de la euforia y fiesta que tenía la afición mexicana en la cancha del coloso de Santa Úrsula, mexicanos y soviéticos dejaron un aburrido empate a ceros.

En su segundo encuentro, México se enfrentó a El Salvador, rival que conocía por compartir zona en la Concacaf y salió con el mayor triunfo en su historia dentro de la competencia.

El último encuentro vio a los aztecas derrotar 1-0 a Bélgica. Un gol de penal clasificó a los mexicanos por primera vez a la fase final, donde terminaron como segundo lugar del sector A luego de haber anotado un gol menos que la Unión Soviética.

El 14 de junio, en Toluca, México enfrentó a Italia con la misión de buscar la clasificación a semifinales.

El conjunto tricolor había iniciado de una gran forma, pues José Luis González abrió el marcador con apenas 14 minutos de juego para que México se fuera al frente. Pero la mala fortuna llegó antes de terminar el primer tiempo, pues un autogol de Javier Guzmán inició con la declive de los futbolistas aztecas.

Los italianos salieron con todo para el segundo tiempo y terminaron por golear al conjunto mexicano con un marcador de 4-1, echando al tricolor de su propio mundial.

¡Nos leemos el viernes!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *