Marin Cilic, amor por el tenis, retirada y objetivos finales

Muchos se preguntarán el motivo que impulsa a Marin Cilic a seguir entrenando duro y haciendo gala de una inusitada humildad año tras año, viéndose muy lejos de su mejor nivel. El croata lo tiene claro: su motor es la devoción que siente por este deporte. No es nada sencillo estar habituado a codearse con los mejores y luchar por la gloria para luego hundirse en el ranking y, con más de 30 años, trabajar incesantemente sin que haya una repercusión deportiva clara. Bien es cierto que Marin sigue siendo un jugador peligroso, que ha vuelto al top-20 y que pisó las semifinales en Roland Garros este año, pero se antoja difícil que pueda volver a luchar por grandes títulos. Eso no es óbice para que persevere en el circuito y muestre su ilusión por el tenis, como desvela en palabras recogidas por Ubitennis, donde posterga su retirada mucho más lo esperado.

“Llevo siendo profesional desde 2005 y mantengo una gran ilusión por seguir disfrutando de este deporte. La realidad es que amo este deporte por encima de todas las cosas. Me encanta competir, así como todo lo que rodea al circuito. Mi esposa siempre se ríe de mí porque estoy todo el día viendo tenis, incluso cuando me encuentro de vacaciones. Tengo claro que voy a seguir ligado a este deporte de por vida. Cuando me retire, tengo la ilusión de ser entrenador en una academia, pero todavía falta mucho para eso. Mi intención es jugar cuatro o cinco años más”, aseguró el tenista croata, que ha demostrado mantener armas suficientes para sorprender a cualquiera y que busca sumar un título en lo que resta de temporada.

Cilic ocupa el puesto 18º del ranking ATP en estos momentos

Cuestionado por la retirada de Roger Federer, con quien mantuvo apasionante batallas, el de Medjugorje habla claro. “Es un icono increíble, ha llevado el tenis a otra dimensión. Vamos a echarle muchísimo de menos, su retirada es un motivo de tristeza para este deporte”, advierte un Marin Cilic que se encuentra compitiendo esta semana en el ATP 250 Tel Aviv 2022, donde se medirá en segunda ronda a Dominic Thiem. “Se desplomó emocionalmente tras ganar el US Open 2020 y luego tuvo una lesión bastante problemática. Cuando dejas de competir un tiempo, te cuesta mucho volver a tener buenas sensaciones, pero creo que ahora está en clara dinámica ascendente”, advirtió el tenista croata, deseoso de ampliar su palmarés y volver al top-10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *