Marco Asensio, atrapado en el limbo en el Real Madrid | Deportes

Marco Asensio, el martes pasado en el estadio Olímpico de Helsinki, el día antes de la Supercopa de Europa.CHEMA MOYA (EFE)

Agosto consume sus días, los que le quedan al mercado veraniego de fichajes; y mientras el calendario avanza, crece la inquietud entre algunas de las personas más cercanas a Marco Asensio, cuyo contrato con el Real Madrid vence el próximo 30 de junio. El club no le ha ofrecido una ampliación, ni contempla hacerlo. Es más, según varias fuentes conocedoras de la planificación deportiva trazada en las oficinas de Valdebebas, creen que la mejor opción sería vender al futbolista este verano, pero no han aparecido ofertas adecuadas, ni para el club ni para el jugador.

Los despachos y el banquillo se encuentran alineados en este asunto. El Madrid ha jugado dos partidos oficiales esta temporada (la Supercopa de Europa y la primera jornada de Liga) y Asensio (Palma de Mallorca; 26 años) no ha aparecido ni un minuto sobre el campo que sí pisaron otros 19 futbolistas. Además del mallorquín, solo se han quedado sin participar Lunin (segundo portero), Vallejo (quinto central), Odriozola (fuera incluso de la lista en Helsinki y sopesando destino) y Mariano (de quien el Madrid ha querido desprenderse en los últimos veranos).

El desarrollo del partido de la Supercopa contra el Eintracht supuso para él un mensaje determinante. Después de ver cómo se quedaba sin participar en Helsinki, y que Dani Ceballos, cuyo contrato también vence en 2023, entraba en el minuto 84 por Vinicius para ocupar un puesto de extremo, Asensio pidió audiencia con Carlo Ancelotti, según el relato de una fuente cercana al futbolista.

Por entonces, el jugador se inclinaba por permanecer en el Real Madrid. En la temporada pasada firmó sus mejores registros como futbolista profesional. Marcó 12 goles, con lo que acabó como tercer máximo anotador del equipo, por detrás de Benzema (44) y Vinicius (22), y fue también el tercero que dispuso de las ocasiones más peligrosas. El modelo de Statsbomb estimó que sus oportunidades valían por 8,1 goles esperados. Los dos primeros fueron también Benzema (32,1) y Vinicius (17,3).

Esos datos, el desarrollo de la pretemporada y el Mundial a tres meses vista, parecían aconsejar que continuara en el club. Sin embargo, la conversación con Ancelotti apuntaba más a que sería buena idea encontrar una salida. El técnico italiano conoce los planes del club con el atacante. Eso explica que lo mantenga en la reserva, y también las cautelas con las que se ha referido a él en público cuando se le ha preguntado por el futuro del jugador.

La última vez, el domingo por la noche en Almería, después de la victoria con la que el Madrid empezó la Liga: “Como he dicho el otro día [el martes en Helsinki], Asensio es un jugador del Madrid, y mientras sea un jugador del Madrid, yo lo considero un jugador del Madrid. Si merece jugar, va a jugar. Tenemos que tener en cuenta lo que ha aportado Asensio el año pasado. Nos ha marcado muchos goles. En un partido muy importante ha abierto el marcador. Es un jugador importante. Hasta que es un jugador del Madrid. Tenemos que esperar al 31 a ver lo que pasa y lo que él decide”, dijo.

Con este momento del calendario en mente (un año de contrato por delante y el Mundial a la vista), Asensio decidió en abril confiar los siguientes pasos de su carrera a Jorge Mendes, el agente de Cristiano Ronaldo, entre otros muchos. Su representante de toda la vida, Horacio Gaggioli, pasó a un plano secundario.

Con Cristiano estancado a disgusto en un Manchester United que hace aguas, Mendes tampoco ha encontrado todavía una salida que satisfaga al Madrid y a Asensio. Una fuente cercana al futbolista asegura que hay varios clubes de la Premier y la Serie A interesados en el jugador, pero que no se han mostrado dispuestos a desembolsar más de 25 millones de euros. Y cree que el Madrid no accedería al traspaso por menos de 40. Los límites de la negociación, en un estado tan embrionario, son todavía muy inciertos, pero una fuente cercana al departamento deportivo del club cree que el futbolista podría salir por unos 30 millones.

El Madrid vio durante años en Asensio el siguiente gran talento en proceso de cocción, quizá el próximo jugador bandera. Cuidó su desarrollo y lo mimó de manera especial cuando sufrió la grave lesión de rodilla en julio 2019. Apreció el salto de rendimiento del último curso, pero en estos momentos no encuentra tan valioso lo que ofrece como para ignorar aquello en lo que flaquea. En su entorno consideran que si Rodrygo, Valverde y Lucas Vázquez le han adelantado en la disputa por la banda derecha del ataque, no es tanto por una cuestión de calidad, sino de intensidad, en particular en las tareas defensivas.

En su círculo se han mantenido conversaciones a este respecto, en las que se ha mencionado que eso es precisamente lo que espera de él Luis Enrique para sumarle a la expedición de Qatar en noviembre. Solo su enorme talento no es suficiente para el fútbol de máximo nivel, dicen.

Quedan 17 días hasta el cierre del mercado en Europa el 1 de septiembre a medianoche, y Mendes busca opciones que contenten al club y al jugador. Las señales apuntan a una salida, pero si no se encuentran las condiciones, Ancelotti lo usará como dijo el domingo: “Si merece jugar, va a jugar”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

50% de descuento

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Leave a Reply

Your email address will not be published.