Los hermanos St. Brown estrellas de la NFL

Con el arranque de la Temporada 2022 de la NFL, las historias comienzan a tomar vida dentro y fuera del emparrillado, historias sorprendentes de atletas descomunales, que semana a semana hacen que los sueños se materialicen dentro del campo de juego.

Tal es el caso de dos hermanos, que comparten el mismo anhelo, hacer historia dentro del deporte. Equanimeous y Amon-Ra St. Brown.

¿Los Chiefs dejan de ser potencia? | Previa divisiones Oeste de la AFC y NFC

Ambos nacieron en el estado de California, su padre John St. Brown, nacido en los Estados Unidos, fue uno de los mejores fisicoculturistas de su época, incluso llegó a ganar las competencias de Mr. Universe Amateur en dos ocasiones y Mr. World en 3. Con esa mentalidad competitiva y ganadora, educó junto con su esposa Miriam a sus tres hijos.

Desde muy pequeños, los Brown aprendieron varios idiomas, dado que su mamá es teutona y que vivieron algunos años en Francia. Los tres hermanos hablan a la perfección el alemán, francés e inglés; Herramientas que según ellos mencionan, han sido de gran ayuda para su crecimiento escolar y deportivo.

Te puede interesar:
¿Quién es Cooper Rush y por qué los Cowboys confían en él?

Así empezó la carrera de los hermanos St. Brown

Tanto Equanimeous como Amon-Ra, asistieron a la secundaria Servite en Anaheim, California. Su gran talento logró catapultarlos al ojo de todos los scouts del estado, credenciales que les oporgaron la oportunidad de asistir a la universidad que ellos quisieron, con becas completas por jugar al futbol americano.

Equanimeous jugó tres años en la universidad de Notre Dame, bajo el mando el head coach Brian Kelly. Lugar en donde logró acumular 32 partidos, en los cuales concretó 92 recepciones para mil 484 yardas y 13 recepciones de touchdown.

Por su parte, Amon-Ra optó por USC para su carrera colegial, jugando de 2018 a 2020, en su primer juego con los Troyanos concretó 7 recepciones para 98 yardas y 1 touchdown, desempeño que llamó poderosamente la atención. Terminó su carrera colegial con 178 recepciones para 2,270 yardas y 17 touchdowns, números incluso mejores que los de su hermano.

El más pequeño de la familia, Orus, quien se encuentra actualmente jugando para la universidad de Stanford, y del cual se esperan grandes cosas.

Los hermanos Amon-Ra y Equanimeous St. Brown en la NFL

Para su etapa en la NFL, fue Equanimeous quien llegó primero. El joven receptor fue drafteado por Green Bay Packers en la 6ta ronda del draft del 2018, un equipo dominado por la relación entre Aaron Rodgers y Davante Adams, aún así, junto con Alen Lazard hicieron un buen equipo de receptores para tratar de cobijar de mejor manera al veterano quarterback.

Te puede interesar:
Lo que no viste en la Semana 1 de la temporada 2022 de la NFL

En su primer año registró 21 recepciones para 328 yardas, lamentablemente se perdió toda la campaña del 2019 por una lesión de tobillo, y no fue sino hasta el 2020 que pudo anotar su primer touchdown con los colores de Packers (una recepción de 21 yardas, en la victoria 40-14 de Green Bay ante Tennessee). En agosto del 2021, el equipo lo mandó a wavers, ya no confió en su talento, lo que terminó por concretar un cambio de equipo. El 18 de Marzo de 2022, Equanimeous firmó con Chicago Bears contrato por un año.

Mientras tanto, la historia de Amon-Ra, ha resultado muy distinta. Él, fue drafteado en la 4ta ronda del 2021, llegando con muchas mayores expectativas a la NFL, siendo Detroit Lions, el equipo que terminó por fijarse en su talento.

En su primer año, logró la cifra de 90 recepciones para 912 yardas y 6 touchdowns, convirtiéndose en uno de los líderes del juego aéreo y parte del cambio generacional que Lions ha comenzado a estructurar desde hace tres años.

Su partido más memorable fue el de la semana 13 ante Minnesota (rival divisional), duelo en el que St. Brown logró 10 recepciones, 86 yardas y el touchdown ganador del encuentro, rompiendo así la racha de 15 juegos consecutivos sin conocer la derrota por parte de la franquicia. En su primer partido de este año, ya brilló con 64 yardas y una recepción de touchdown a pase de Jared Goff, siento el líder de recepciones del equipo.

Esta es la historia de la familia St. Brown, un equipo que ha sabido formar grandes atletas y destacados deportistas dentro del emparrillado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.