Las peores y raras compras del FC Barcelona en los últimos 10 años

¿Por qué los últimos 10 años son tan importantes para el Fútbol Club Barcelona? Desde el 2015, los blaugranas no ganan la UEFA Champions League y pasaron las vergüenzas deportivas más grandes de su historia reciente. Sufrió la goleada ante la AS Roma, la debacle ante Liverpool Football Club en Anfield Road, el 8-2 que le propinó el Bayern de Múnich, la salida de Lionel Messi; la temporada pasada, sufrieron la eliminación en la fase de grupos de Champions y la derrota fulminante ante el Eintracht Frankfurt en los cuartos de final de la Europa League. 

No olvides leer también: Solo vendrá si otro se va: FC Barcelona ha tomado una decisión determinante

Con la llegada de Xavi Hernández al banquillo, aunque estuvo en el corto proceso que encaró la Liga de Europa, quiere intentar devolver al culé a los lugares que estuvo con Frank Rijkaard, Pep Guardiola y Luis Enrique. Los tres entrenadores que lograron poner en lo más alto al club catalán desde que empezó este milenio. 

Todos los recientes eventos ocurrieron durante la gestión de Josep María Bartomeu, quien llegó a la presidencia en 2014 tras ser vicepresidente de Sandro Rosell desde el 2010. Si bien en su primer año alcanzó el título de la Champions, todo después fue un desastre por las compras que realizó y no tanto por las que costaron muchísimo dinero, sino por aquellos que llegaron de manera insólita al club; estos arribaron sin estudio del papel que podían desempeñar dentro del plantel o si por lo menos le agradaban al DT de turno. 

Los fichajes raros del FC Barcelona 

Encabeza la lista Jérémy Mathieu, que fue desde el comienzo un pésimo negocio para la institución. Pagar 20 millones de euros en el 2014 por un defensor que en ese entonces tenía 30 años ya era algo extraño. Carles Puyol se retiró ese año y él llegó para reemplazarlo, pero no funcionó. Solo jugó tres años y sus errores eran constantes. Dejó el profesionalismo durante el 2020 con 36 años. 

Después, está la llegada del colombiano Yerry Mina. Este sí terminó siendo un buen negocio, pero no le aportó nada en lo deportivo al equipo. Tras un gran mundial con la selección Colombia y dos años con Palmeiras, Barcelona pagó 11.8 millones de euros por el nacido en Guachené. Solo disputó seis partidos hasta ser vendido por 30 ‘kilos’ al Everton de la Premier League. 

Malcom marcó 12 goles con el Bordeaux en la Ligue 1 2017/2018 y, cuando finalizó el curso galo, el azulgrana pagó 41 millones de euros por su pase. Después de 25 partidos, se lo vendieron al Zenit de San Petersburgo en 40 ‘kilos’. 

El caso más extraño es el de Emerson Royal. Lo compraron en 2018 al Mineiro de Brasil. Lo tuvieron poquitos días y lo vendieron por la mitad del valor que pagaron. Dieron 12 millones y salió por 6 al Real Betis. Tras dos años brillantes en el club andaluz, el lateral derecho volvió a ser comprado por el club culé en 14 ‘kilos’ en julio del año pasado y, tan solo 30 días después, lo compró el Tottenham por 25.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *