Las conclusiones en la NFL tras la jornada dominical de la Semana 2

¿Cuáles fueron las lecciones más importantes que aprendieron los equipos de la liga en el segundo fin de semana de la temporada regular?

Es la Semana 2 de la temporada 2022 de la NFL y tuvimos una remontada épica en el último cuarto.

Tua Tagovailoa tuvo seis pases de touchdown y guio a los Miami Dolphins a recuperarse de una desventaja de tres anotaciones contra los Baltimore Ravens, en un partido en el que estuvieron abajo en el marcador desde la primera jugada luego de un regreso de patada para touchdown de 103 yardas.

La rivalidad entre los Tampa Bay Buccaneers y New Orleans Saints se encendió. Luego que ambos equipos encontraron poco éxito a la ofensiva durante tres cuartos, estalló una bronca que tuvo como resultado que Marshon Lattimore y Mike Evans fueran expulsados. Tom Brady y la defensiva de los Bucs volvieron a la vida en el último cuarto para impulsar a Tampa a la victoria en el domo.

Los Detroit Lions y Jacksonville Jaguars tuvieron grandes actuaciones ofensivas, mientras los New England Patriots y New York Jets obtuvieron importantes victorias como visitantes luego de perder en la Semana 1. Y los New York Giants están 2-0, un panorama extraño en los últimos años.

Desafortunadamente en los juegos vespertinos, el mariscal de campo de segundo año de los San Francisco 49ers, Trey Lance, sufrió una grave lesión en el tobillo, la cual, e acuerdo con los reportes, lo marginará por el resto de la temporada. Jimmy Garoppolo lo reemplazó admirablemente en la victoria del domingo sobre los Seattle Seahawks.

No hubo sorpresas en el juego nocturno luego que Aaron Rodgers y los Green Bay Packers se impusieron nuevamente a los Chicago Bears.

Los reporteros de la Nación NFL reaccionan a todo, con las principales conclusiones e interrogantes persistentes de la acción de esta semana y lo que significa todo para el futuro:

New York

Lo que debes saber: Los Jets se apuntaron la mayor victoria en la era del entrenador en jefe Robert Saleh, logrando una victoria milagrosa apenas días después que su coach fue criticado por un comentario poco afortunado. Saleh dijo que estaba “tomando recibos” de todos esos que se burlan de los Jets, prometiendo “empujarlos en sus gargantas” cuando den la vuelta a la temporada. Todo cambió en cuestión de segundos, ya que los Jets se recuperaron de una desventaja de 13 puntos en los últimos dos minutos. Los Jets estaban abajo 30-17 y se encendieron con dos pases de touchdown de Joe Flacco. Esta fue una enorme victoria para Saleh, quien estuvo bajo intenso escrutinio por sus comentarios. Los jugadores dijeron que lo respaldaban y lo hicieron.

¿La actuación de Joe Flacco acaba la controversia del quarterback suplente? Sí. Flacco estuvo impresionante en el momento de la verdad, terminando con cuatro pases de touchdown y ganando en su primer inicio desde el 2019. Con los aficionados pidiendo a Mike White, Saleh se quedó con Flacco en medio de críticas y esto le rindió grandes frutos. Flacco retrocedió el reloj a su época dorada con los Ravens, silenciando la conversación alrededor del quarterback. Sin embargo, solo será por un juego ya que Zach Wilson (rodilla) apunta a volver en la Semana 4. — Rich Cimini


Cleveland

Lo que debes saber: Los Browns habían puesto el juego fuera de alcance, solo para sufrir un colapso épico. Los errores defensivos durante todo el partido y errores costosos de los equipos especiales en el último cuarto condenaron a Cleveland, ya que Browns desperdiciaron una ventaja de 13 puntos en los últimos dos minutos.

¿Podrán los Browns corregir los errores defensivos? Cleveland permitió que el quarterback de 37 años de edad Joe Flacco y los Jets merodearan durante todo el partido y después aceptaron dos touchdowns en los dos minutos finales para perder el partido. A menudo, Flacco lanzaba a receptores totalmente desmarcados. Los Browns tienen el talento para montar una defensiva de élite. Pero luego de dos semanas en la temporada, los errores y las fallas de comunicación les están impidiendo mostrar todo su potencial. — Jake Trotter

Washington

Lo que debes saber: La ofensiva de Washington seguirá siendo peligrosa a pesar de una fea primera mitad en la que los Commanders lograron solo dos primeros intentos. Sin embargo, los Commanders tienen muchos problemas a la defensiva, y eso también será un problema durante toda la temporada. La defensiva de Washington permitió tres jugadas de al menos 49 yardas; cada vez que la ofensiva necesitaba ayuda, no la proporcionaba. La cobertura de los equipos especiales de los Commanders tampoco fue buena y fallaron un punto extra.

¿Dónde está el juego terrestre? Washington quería ser un equipo más físico esta temporada, pero Antonio Gibson logró solo 28 yardas en 14 acarreos ya que Detroit no le dio espacio. Ayudará cuando regrese Brian Robinson. Es un corredor más poderoso que Gibson, pero los Commanders deben ser mejores al frente. Cuando los Lions atacaron en la primera mitad y presionaron a Wentz, Washington necesitaba una alternativa, pero el juego terrestre no proporcionó nada. — John Keim


Detroit

Lo que debes saber: En el segundo juego de su carrera, Aidan Hutchinson registró tres capturas, todas en la primera mitad, sobre el mariscal de campo de Washington, Carson Wentz. La última vez que un novato tuvo tres capturas en uno de los dos primeros juegos de su carrera fue en el 2002, cuando Julius Peppers, Carlos Hall y Ben Leber lo lograron.

¿Es real la ofensiva de los Lions? Sí. Detroit obtuvo importantes contribuciones de sus mejores jugadores, en particular Jared Goff, Amon-Ra St. Brown, T.J. Hockenson y D’Andre Swift. No hay razón para creer que su producción no es sostenible, si se mantienen sanos. Los Lions han anotado 35 o más puntos en cada uno de sus primeros dos juegos por primera vez desde 1970. St. Brown fue la estrella el domingo, registrando nueve recepciones para 116 yardas y dos touchdowns mientras agregaba otras 68 yardas por tierra. — Eric Woodyard

Tampa Bay

Lo que debes saber: Sin los receptores Chris Godwin y Julio Jones, y también sin el tackle izquierdo Donovan Smith y su suplente Josh Wells (quien salió con una lesión en la pantorrilla), el mariscal de campo Tom Brady y los Bucs una vez más tuvieron problemas para sumar puntos. Los carriles para correr que disfrutó Leonard Fournette la semana pasada contra los Cowboys no se encontraban por ninguna parte. Un furioso Brady lanzó otra tableta en el tercer cuarto, la segunda vez que lo hace contra los Saints en dos temporadas. Los ánimos continuaron calentándose en el último cuarto, con Mike Evans y Marshon Lattimore expulsados. Sin embargo, al igual que en la Semana 1, la defensiva mantuvo a los Bucs en este juego, forzando un total de cinco entregas de balón: tres intercepciones y dos balones sueltos. La intercepción de Mike Edwards también fue devuelta para touchdown.

¿Cuánto tiempo pueden los Bucs seguir así con tantas lesiones? Es difícil decirlo, ya que las lesiones del tendón de la corva de Godwin y Jones son tremendamente impredecibles. La lesión en el codo de Smith es una cuestión de tolerancia al dolor, pero no está claro qué tan efectivo puede ser. El hecho de que viajara a New Orleans fue al menos alentador. Pero perdieron a Wells y entran a la Semana 3 en casa contra los Packers con Brandon Walton sintiendo dolor y la posibilidad de que se mantenga la suspensión de un partido para Evans. A pesar de la acumulación de lesiones ofensivas, la defensiva de los Bucs ha permitido solo 13 puntos en dos semanas. La defensiva del coach Todd Bowles está mostrando por qué fue ascendido al puesto de entrenador en jefe. — Jenna Laine


New Orleans

Lo que debes saber: No hay necesidad de preocuparse por la defensiva de los Saints después de verla sofocar a Tom Brady nuevamente durante tres cuartos y medio. La defensiva solo tropezó después de que el esquinero Marshon Lattimore fuera expulsado al final del partido por una pelea con Mike Evans, dejando a los Saints con dos esquineros suplentes debido a la lesión previa de Paulson Adebo. La ofensiva es otra historia, después de un desempeño general muy preocupante. Se esperaba que la ofensiva diera un paso adelante después de un comienzo lento contra los Falcons en la Semana 1, pero la lesión en la espalda del mariscal de campo Jameis Winston complica las cosas.

¿Deberían los Saints estar preocupados por el futuro de Jameis Winston? De acuerdo con los reportes, Winston está lidiando con varias fracturas en la espalda, lo que sería preocupante para cualquier jugador, sobre todo para el mariscal de campo titular. La ofensiva de los Saints fue decepcionante durante la mayor parte del juego, y es justo preocuparse por Winston, quien a veces parecía vacilante cuando intentaba correr con el balón, voló varios pases profundos y se desmoronó en el último cuarto, lanzando tres intercepciones en tres posesiones seguidas, incluyendo una devuelta para touchdown. Los Saints van a tener que tomar una decisión sobre si sentar a Winston y dejar que sane o continuar jugando mientras está lesionado. — Katherine Terrell

Carolina

Lo que debes saber: Los Panthers contrataron al mariscal de campo Baker Mayfield para traer más explosividad a la ofensiva. A lo largo de dos juegos, los Panthers han tenido algunas jugadas importantes, pero han sido todo menos explosivos. La defensiva ha jugado lo suficientemente bien como para ganar, particularmente contra los Giants. La ofensiva ha estado en el promedio, lo suficiente para mantener los juegos cerrados, pero no para ganar. Una gran parte de eso han sido las actuaciones mediocres de Mayfield, quien completó 14 de 29 pases para solo 145 yardas el domingo.

¿Qué tan caliente está la silla del entrenador en jefe Matt Rhule después de un comienzo 0-2? No del todo, pero se está calentando rápido. La plantilla es mejor que hace un año, pero la conclusión es que los Panthers han perdido nueve partidos seguidos, la mayor cifra de la liga, desde el año pasado. El propietario David Tepper no tomará ninguna decisión precipitada en la temporada, pero la afición que ya estaba inquieta podría volverse brutal después de dos temporadas de cinco victorias y ahora esto. El equipo aún no es lo suficientemente disciplinado o lo suficientemente bueno para ganar constantemente, y eso recae en el entrenador en jefe. — David Newton


New York

Lo que debes saber: La estrella de los dos primeros juegos de los Giants: su defensiva. En este caso, el coordinador Wink Martindale. Lo ha hecho sin sus dos principales cazamariscales, Kayvon Thibodeaux y Azeez Ojulari, y con el liniero defensivo Leonard Williams (rodilla) dejando el partido del domingo en el tercer cuarto. Martindale ha sido la mejor adquisición de temporada baja de los Giants esta campaña con su enfoque implacable y agresivo. Martindale ha estado generando suficiente presión (utilizando formaciones de tres profundos la mayor parte del domingo) e hizo que el mariscal de campo de Carolina, Baker Mayfield, se pareciera a Ryan Tannehill de los Tennessee Titans la semana anterior. Mayfield lanzó para apenas 145 yardas en 29 intentos de pase en la victoria del domingo, la segunda vez en igual número de semanas que los Giants permiten menos de 20 puntos. Las capturas clave en la segunda mitad vinieron de los poco conocidos Oshane Ximines y Julian Love. Martindale está haciendo su magia hasta ahora en su primer año como coordinador defensivo de los Giants.

¿Necesitamos recalibrar las expectativas? Los Giants tienen marca de 2-0 por primera vez desde el 2016. Les tomó hasta la Semana 10 la temporada pasada obtener su segunda victoria. Si bien no siempre ha sido bonito, hay razones para estar emocionados. Los Giants son el único equipo en la NFC Este que se encuentra 2-0 en el inicio de esta semana. También tienen próximos juegos ganables en casa contra los Cowboys en “Monday Night Football” y Bears la semana siguiente. Tal vez una temporada ganadora o los playoffs no estén descartados bajo el nuevo entrenador en jefe Brian Daboll, quien tiene a este equipo creyendo que puede ganar. — Jordan Raanan

New England

Lo que debes saber: No fue bonita, pero los Patriots necesitaban urgentemente una victoria. Esto les da más tiempo para resolver las cosas. Como dijo Bill Belichick la semana pasada, un par de jugadas marcaron la diferencia en el partido: un pase de touchdown de 44 yardas a Nelson Agholor (quien hizo una atrapa increíble) al final del segundo cuarto fue crucial, al igual que el balón suelto en el despeje que el especialista en regresos de los Steelers, Gunner Olszewski, no pudo asegurar y recuperaron los Patriots para convertir rápidamente en un touchdown. El mariscal de campo Mac Jones estuvo viviendo con peligro por momentos –los Steelers dejaron caer una intercepción sencilla en la segunda mitad– ya que no ha ganado el mismo nivel de comodidad que tuvo por momentos en su temporada de novato en el 2021.

¿Qué tan realista es pensar que la ofensiva se puede transformar en una unidad que puede mantenerse en la pelea con la élite de la AFC? Es difícil imaginar que los Patriots sean un contendiente en la AFC con la manera en que están jugando actualmente a la ofensiva. Todo es un desastre. Desde el principio, los jugadores han predicado la paciente y seguramente saben que tendrán que mejorar mucho en las próximas semanas. Pero esos pensamientos pueden dejarse en suspenso por ahora. Ningún equipo es un producto terminado después de la Semana 2. Si bien no fue un triunfo agradable, aquí tenemos un posible lado positivo: La manera en los Patriots terminaron el juego, en la ofensiva de cuatro minutos, posiblemente fue el tipo de serie sobre la que se puede construir la identidad. — Mike Reiss


Pittsburgh

Lo que debes saber: Por segunda semana consecutiva, el plan ofensivo conservador de los Steelers los frenó y esta vez una defensiva con pocas armas a su disposición no pudo salvarlos en su derrota 17-14 frente a los Patriots. Mitch Trubisky completó 21 de 33 intentos de pase para 168 yardas con un touchdown y una intercepción, pero la afición en el Acrisure Stadium no quedó conforme con los pases cortos. Al menos dos veces, los aficionados corearon “KEN-NY”, pidiendo que el recluta de primera ronda del draft Kenny Pickett tomara las riendas bajo centro. Trubisky promedió 5.1 yardas por intento y 4.6 yardas en el aire por pase completo, de acuerdo con las Next Gen Stats de la NFL. Si bien el ataque terrestre se encendió gracias a un mejor día de Najee Harris, los Steelers solo ganaron 91 yardas por tierra. La ofensiva cobró vida cuando ejecutó jugadas sin reunión en la serie final del tercer cuarto y terminó con un pase de 8 yardas a Pat Freiermuth en la primera jugada del último cuarto. Los Steelers dijeron que necesitaban jugar con “instinto asesino” en la Semana 2, y durante la mayor parte de la tarde jugaron con todo menos eso.

¿Pueden los Steelers presionar a quarterbacks rivales sin T.J. Watt? La respuesta preliminar a esta pregunta es: no tanto. Los Steelers hicieron casi todo para presionar al quarterback de los Patriots, Mac Jones, pero no registraron una sola captura mientras Watt (desgarre de músculo pectoral) veía desde la banca. Por momentos, Malik Reed estuvo cerca de derribar a Jones, pero la pareja de Reed-Alex Highsmith no generó la misma presión que el actual Jugador Defensivo del Año de la NFL presentó su victoria en tiempo extra de la Semana 1. Jones, quien completó 21 de 35 intentos para 252 tardas y promedió 7.2 yardas por intento, pocas veces tuvo que apresurar sus lanzamientos y tuvo varios envíos completos en distancias profundas e intermedias. Los Steelers tampoco tuvieron capturas en las Semanas 3 y 14 de la temporada pasada, ambas derrotas (Watt no jugó en la Semana 14). Watt estará fuera al menos tres partidos más en la lista de reservas lesionados y su plazo para volver probablemente le permitirá estar de nuevo en el campo a finales de octubre. — Brooke Pryor

Indianapolis

Lo que debes saber: Una cosa es abrir la temporada con un empate en Houston, como hicieron los Colts en la Semana 1. Pero otra es muy distinta es que Indianapolis caiga de bruces contra los Jaguars, el mismo equipo que les negó su entrada a la postemporada en enero. Ni siquiera es el récord 0-1-1 de los Colts lo más alarmante, notoriamente han iniciado lento. Más bien, es el hecho que el equipo parece estar en desorden, incluso con su elogiada línea ofensiva rindiendo a un nivel abismal y el mariscal de campo veterano Matt Ryan aparentemente incapaz de detener la marea de descuidos y apatía. Dadas las demandas del propietario Jim Irsay en la temporada baja para mejorar, el resto de su campaña parece ser un referéndum sobre los jugadores, entrenadores y gerencia.

¿Quién es el mayor responsable del inicio lento de los Colts? La falta de intensidad de los Colts en ocasiones en sus primeros dos partidos tiene que generar algunas interrogantes sobre el trabajo del entrenador. Los Colts no contaron con el receptor abierto N° 1 Michael Pittman Jr. y el apoyador All-Pro, Shaquille Leonard, el domingo, pero el bajo rendimiento de los jugadores que en el pasado jugaron bien no es un buen reflejo del entrenador en jefe Frank Reich y su cuerpo de asistentes. A la ofensiva, la falta de ejecución pone en duda la preparación. Y la defensiva ha sido decepcionante bajo las órdenes del nuevo coordinador Gus Bradley. Los Colts no desafiaron a los receptores de Jacksonville, permitiendo pases completos fáciles todo el día. — Stephen Holder


Jacksonville

Lo que debes saber: Juego eficiente del quarterback. Llamado de jugadas creativo con desvío para confundir a las defensivas y preparar llamadas futuras. Receptores desmarcados y recibiendo el balón en posición para ganar yardas después de atrapar el balón. La ofensiva del entrenador en jefe Doug Pederson funcionó contra los Colts. Eso es lo que se esperaba cuando los Jaguars contrataron a Pederson para juntarlo con el quarterback Trevor Lawrence y gastaron mucho dinero en los receptores abiertos Christian Kirk y Zay Jones, pero en realidad esto no apareció en la Semana 1. Si los Jaguars pueden ejecutar de manera consistente al nivel que lo hicieron el domingo, tienen el potencial para ser un equipo difícil de defender.

¿Está de vuelta Sacksonville? Vaya, hay que bajar un poco la velocidad. Esa defensiva del 2017 estaba en el siguiente nivel. Sin embargo, los Jaguars consiguieron cinco capturas contra los Colts, y sus tres intercepciones fueron resultado directo de la presión sobre el quarterback Matt Ryan. Ayudó que los Jags tuvieran una gran ventaja en la segunda mitad, pero la presión ha sido bastante consistente en las primeras dos semanas y como resultado la defensiva ha generado seis robos de balón. Tuvo nueve en total la temporada pasada. — Mike DiRocco

Miami

Lo que debes saber: Tua Tagovailoa puede cargar esta ofensiva de los Dolphins con algunos ajustes. Con una desventaja de tres anotaciones al medio tiempo, Miami puso el balón en sus manos y entregó una suma de 469 yardas aéreas y seis touchdowns, eventualmente completando la remontada con el pase de anotación de la victoria a Jaylen Waddle. Bajo la dirección del entrenador en jefe de primer año Mike McDaniel, los Dolphins parecen capaces de competir en un tiroteo. Las dos intercepciones de Tagovailoa dolieron, pero más allá de esas dos jugadas, tomó decisiones inteligentes con el balón y se movió bien en la bolsa. Este fue el partido más importante de su carrera y hay muchos que podrían tener que retractarse de sus evaluaciones previas.

¿Pueden los Dolphins superar el obstáculo de los Bills? Objetivamente fue divertido de ver, pero ahora el más fuerte del vecindario regresa a la ciudad. Los Dolphins han perdido siete de sus últimos ocho juegos frente a Josh Allen y los Bills y reciben a los dos veces campeones reinantes de la AFC Este en la Semana 3. Este duelo será un verdadero parámetro para ver dónde se encuentra Miami, que podría poner sobre aviso a los favoritos al Super Bowl con una victoria. — Marcel Louis-Jacques


Baltimore

Lo que debes saber: Las jugadas grandes están de vuelta con los Ravens. Lamar Jackson se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL en lanzar un pase de touchdown y sumar un acarreo de al menos 75 yardas en el mismo partido. La ofensiva de Baltimore había carecido de electricidad recientemente, acumulando dos jugadas de al menos 70 yardas en los últimos dos años. Los pases campo abajo fueron un punto de énfasis para los Ravens en el campamento de entrenamiento y ha rendido frutos pronto esta campaña. En dos juegos esta temporada, Jackson se ha conectado con el receptor abierto Rashod Bateman en pases de touchdown de 55 y 75 yardas.

¿Qué ocurrió con la defensiva de los Ravens? Los Ravens igualaron la mayor ventaja desperdiciada en la historia de la franquicia al no poder sostener 21 puntos de diferencia en el último cuarto debido a una defensiva golpeada. Los Ravens permitieron cuatro pases de touchdown en el último cuarto con una defensiva que no contó con su mejor esquinero (Marlon Humphrey) en las últimas dos series y su esquinero N° 3 (Brandon Stephens), quien estuvo inactivo. Jaylen Waddle atrapó el pase de touchdown de la victoria de 7 yardas sobre el novato Jalyn Armour-Davis, quien se vio obligado a entrar en acción debido a las lesiones. — Jamison Hensley

Atlanta

Lo que debes saber: Parecía que los Falcons estaban acabados. Abajo 28-3 –sí, ese marcador de nuevo– y los Rams estaban haciendo todo bien. Pero desde hace meses, el entrenador en jefe de los Falcons, Arthur Smith, ha hablado sobre resiliencia con este equipo y en el momento que más lo necesitaban, la consiguieron. Lorenzo Carter recuperó un despeje bloqueado y lo devolvió para touchdown. Drake London atrapó su primer pase de anotación. Darren Hall –quien ingresó al juego en la segunda mitad– forzó el primer balón suelto de Kupp en más de un año. Y una paliza se convirtió en el tipo de derrota que, de nuevo, Atlanta puede aprovechar. La cual, cuando eres una franquicia en transición, puedes aceptar.

¿Qué está pasando con Kyle Pitts? Es una pregunta justa en este punto. Pitts fue buscado tres veces en los primeros tres cuartos: un pase completo, un incompleto y un castigo por interferencia defensiva de pase de 36 yardas. Si bien Pitts termina generando mucha atención, abriendo espacios para el novato Drake London, quien fue efectivo por segunda semana consecutiva, en algún punto el coach Smith tiene que encontrar una manera de generar recepciones sencillas para Pitts, quien tiene la capacidad de hacer que el primero y segundo defensivo fallen cuando recibe el balón. Todavía es temprano en la temporada, pero al menos vale la pena echarle un vistazo ahora. — Michael Rothstein


Los Angeles

Lo que debes saber: Una semana después que pareció que la ofensiva de los Rams estaba dirigida casi exclusivamente hacia el receptor abierto Cooper Kupp, el ataque estuvo más repartido contra los Falcons. Aunque Kupp nuevamente lideró a los Rams en yardas recibidas (11 recepciones para 108 yardas, dos touchdowns y un balón suelto crucial), el mariscal de campo Matthew Stafford completó pases con seis jugadores distintos. Uno de esos jugadores fue el receptor Allen Robinson II, de quien el entrenador en jefe Sean McVay dijo que necesitaba estar más involucrado en la ofensiva de ahora en adelante. Robinson, quien solo atrapó un balón en dos pases enviados en su dirección en la Semana 1, tuvo cuatro recepciones para 53 yardas y el primer touchdown del partido el domingo. Stafford no estará feliz de haber lanzado dos intercepciones más, pero la ofensiva de los Rams lució mucho más consistente que en el primer partido de la temporada, incluso si no pudo congelar el juego a principios del último cuarto.

¿Están sufriendo los Rams la resaca del Super Bowl? Los Rams llegaron a su partido de la Semana 2 contra los Falcons como favoritos por 10.5 puntos y aunque ganaron, necesitaron una detención de la defensiva al final –una jugada impresionante del esquinero Jalen Ramsey– para aferrarse a lo que llegó a ser una ventaja 28-3. Junto a la derrota ante los Buffalo Bills en el primer juego de la campaña, ha sido un inicio de temporada preocupante. Los Angeles tendrá dos pruebas divisionales importantes para descubrir realmente la respuesta a esta pregunta: visitas a Arizona y San Francisco en las Semanas 3 y 4. — Sarah Barshop

Seattle

Lo que debes saber: Los Seahawks vieron bien el tipo de equipo que quieren ser, uno que juegue con una defensiva sólida y confíe en su fuerte ataque terrestre más que en su mariscal de campo. Sin embargo, los 49ers les mostraron a los Seahawks cómo eso será más sencillo decirlo que hacerlo para un equipo de Seattle con un quarterback limitado en Geno Smith y una defensiva que tiene muchas interrogantes, sobre todo ahora que el profundo Jamal Adams está fuera. Todas esos defectos fueron evidentes en la desalentadora derrota frente a un equipo de los 49ers contra el que Seattle ha tenido mucho éxito durante gran parte de la última década. Ese dominio llegó con el ex mariscal de campo Russell Wilson a la cabeza. Gran parte vino de una defensiva de élite. Seattle no tiene a ninguno ahora. Y a pesar de lo prometedora que lució la victoria de inicio de temporada de los Seahawks sobre Wilson y los Broncos, este juego fue un recordatorio que su temporada de hecho podría ser muy larga.

¿Puede la ofensiva volver a encenderse con Smith? Smith estuvo brillante en la primera mitad del partido de la semana pasada, realizando suficientes jugadas para sugerir que puede ser más que un administrador de juego. Pero el dramático triunfo de los Seahawks y todas sus jugosas tramas secundarias oscurecieron el hecho que su ofensiva no hizo nada en la segunda mitad. Y con sus únicos puntos el domingo llegando a través de un brillante touchdown de los equipos especiales, la ofensiva de los Seahawks ahora suma seis cuartos sin anotar. Smith (24 de 30 pases completos, 198 yardas) lanzó una intercepción y puso el balón en peligro otras veces el domingo, pero la culpa por los problemas ofensivos de Seattle van mucho más allá de él. Corrieron para apenas 35 yardas y desperdiciaron una oportunidad de anotar con una jugada de truco en la zona roja que falló estrepitosamente. Es casi seguro que Smith tendrá más tiempo para sacarlos de su agujero. — Brady Henderson


San Francisco

Lo que debes saber: A pesar de las múltiples interrogantes que generó, la decisión de los 49ers de quedarse con el mariscal de campo Jimmy Garoppolo ya rindió dividendos. El entrenador en jefe Kyle Shanahan confirmó que Trey Lance sufrió una fractura de tobillo en el primer cuarto que requerirá cirugía y pondrá fin a su temporada. Ocurrió más pronto y bajo peores circunstancias de lo que cualquier podría haber imaginado, pero significa que Garoppolo tendrá que volver a asumir la titularidad. En campañas previas, una lesión significativa del quarterback descarriló sus temporadas (ahora tienen marca 9-29 en partidos que no ha iniciado Garoppolo bajo la dirección de Shanahan), pero con Garoppolo como póliza de garantía, los Niners saben lo que tienen y creen justificadamente que todavía pueden ser contendientes en la NFC.

¿Cuál es el plan de los 49ers en la posición de quarterback? Garoppolo está de vuelta en el puesto, pero técnicamente nunca se fue y tendrá sus primeras repeticiones en los entrenamientos con la ofensiva titular desde enero, lo que debería permitirle quitarse el óxido (completó 13 de 21 pases para 154 yardas con un touchdown y una anotación por tierra) que fue evidente en la victoria del domingo. El novato Brock Purdy, inactivo los primeros dos partidos, se convierte en el suplente de Garoppolo. — Nick Wagoner

Cincinnati

Lo que debes saber: La ofensiva de Cincinnati debe ser significativamente mejor de lo que ha sido en las primeras dos semanas. Eso fue evidente en la derrota del domingo 20-17 ante Dallas en la que no entraron en la zona roja hasta ya avanzado el último cuarto. La actuación se produjo una semana después de que los Bengals tuvieran problemas ofensivos en su derrota ante los Steelers. La ofensiva ha sido un problema desde el final de la temporada pasada y necesita una solución urgente.

¿Son las capturas un problema? Sí. No hay forma de evitarlo en este punto. Después de que Joe Burrow fuera capturado siete veces contra los Steelers, cayó seis veces contra los Cowboys. A menudo, Burrow se encontró apurado, luchando o teniendo que hacer jugadas mientras evadía la presión. Esta podría ser la razón por la que la ofensiva ha tenido problemas durante las dos primeras semanas de la temporada. Pero cualquiera que sea el caso, ciertamente este no era el resultado que querían los Bengals cuando agregaron cuatro nuevos titulares a la línea ofensiva en la temporada baja. — Ben Baby


Dallas

Lo que debes saber: En octubre pasado, Cooper Rush lideró una serie ganadora tardía en el primer inicio de su carrera. El domingo, Rush puso a los Cowboys en posición de vencer a los Bengals al completar sus tres pases de 30 yardas para preparar el gol de campo del triunfo de Brett Maher cuando se acababa el tiempo. No fue agradable para una ofensiva de los Cowboys que ganó 155 yardas en las dos primeras series y 159 en las siguientes siete antes de que Rush los colocara en posición de ganar. Pero una victoria es una victoria.

¿Podrá Micah Parsons establecer el récord de capturas en una temporada? Con cuatro en dos juegos, está en camino de 34 capturas, entonces, ¿por qué no? Eso no sucederá, pero hasta ahora no ha sido bloqueado. El ex tackle de los Cowboys, La’el Collins, no dormirá bien después de enfrentarse a Parsons el domingo. Michael Strahan (2001) y T. J. Watt (2021) comparten el récord con 22.5. DeMarcus Ware posee el récord del equipo con 20 (2008). Parsons se alineó casi exclusivamente como cazamariscales contra los Bengals y los Cowboys no deberían meterse con algo que está funcionando. — Todd Archer

Houston

Lo que debes saber: Es difícil ganar en la NFL cuando anotas apenas nueve puntos, o cuando no puedes generar más de 234 yardas de ofensiva total, lo que hizo Houston el domingo. El mariscal de campo Davis Mills produjo una actuación decepcionante al completar 19 de 38 pases para 176 yardas con cero touchdowns y dos balones sueltos. El ataque terrestre fue mejor que la semana pasada contra los Colts, ya que el corredor novato Dameon Pierce ganó 69 yardas. Pero no fue suficiente. La defensiva de los Texans jugó lo suficientemente bien como para ganar, pero Houston necesitaba más esfuerzo de equipo.

¿Podemos creer en la defensiva de los Texans? La defensiva de los Texans inquietó a Russell Wilson para completar 14 de 31 pases para 219 yardas mientras lo interceptaba una vez y lo capturaba tres veces. El apoyador Christian Kirksey se apuntó una intercepción, mientras que las alas defensivas Jonathan Greenard y Rasheem Green capturaron a Wilson. La defensiva fue excelente, ya que permitió solo tres primeros intentos en 12 terceras oportunidades. Y cada vez que los Broncos llegaban a la zona roja, la defensiva de los Texans se endurecía y dejaba a los Broncos fuera de la zona de anotación, forzando goles de campo. La unidad defensiva le dio a la ofensiva de los Texans todas las oportunidades para ganar. — DJ Bien-Aime


Denver

Lo que debes saber: Todavía es temprano en la temporada, pero los dos primeros juegos de los Broncos han presentado castigos sin sentido (múltiples salidas en falso el domingo además de otras sanciones por retraso de juego) y una variedad de decisiones sorprendentes. En un momento del domingo, una multitud frustrada hizo la cuenta regresiva del reloj de juego cuando los Broncos tenían el balón. Sí, los Broncos escaparon con una marca de 1-1 después de la victoria del domingo sobre los Texans, pero se lo están poniendo mucho más difícil de lo que debería ser.

¿La ofensiva de los Broncos está tratando de ser demasiado linda en este momento? Hay una delgada línea entre la creatividad y el escaparate, y los Broncos caminan por esa línea con demasiada frecuencia, tropezando con demasiadas florituras y sin suficientes touchdowns. El domingo, tuvieron cuatro jugadas desde la yarda 2 de los Texans o más cerca en la primera mitad, y lanzaron el balón en las cuatro jugadas sin completar ninguno de los pases. El corredor Javonte Williams fue el mejor jugador en la ofensiva de los Broncos durante gran parte del día y que no que toque el balón en esas situaciones de corta distancia raya en pensar demasiado. — Jeff Legwold

Arizona

Lo que debes saber: Los Cardinals no habrían estado en la posición que estuvieron el domingo, necesitando del tiempo extra para obtener una victoria impredecible sobre los Raiders, si su ofensiva hubiese jugado mejor antes. Ha sido un problema al principio de los partidos y Arizona necesita encontrar una manera de salir de eso o su temporada podría descarrilarse muy rápido. La ofensiva parecía estancada una vez más en la primera mitad. Kyler Murray lanzó para apenas 53 yardas y los Cardinals solo ganaron 86. Únicamente tres receptores vieron pases en su dirección. Si Arizona sigue teniendo inicios lentos a la ofensiva, lo que significa que la defensiva pasará más tiempo en el campo del necesario, los Cardinals tendrán dificultades para mantenerse a los partidos para el medio tiempo. Pudieron remontar para ganar en Las Vegas, pero eso no pasará siempre.

¿Cómo puede Arizona encender más rápido su ofensiva? Realmente se trata de involucrar a más jugadores rápido y diversificar el llamado de jugadas. Después de dos partidos, Arizona no ha estado usando una variedad de jugadas temprano, lo que puede establecer el ritmo tanto para su ofensiva como la manera en que las defensivas juegan contra los Cardinals. Cuantos más receptores utilice Arizona pronto en los juegos, más tienen que pensar las defensivas, algo que los Cardinals pueden utilizar a su favor. — Josh Weinfuss


Las Vegas

Lo que debes saber: Con tantas victorias de último momento como tuvieron los Raiders la temporada pasada –seis para colarse a los playoffs por apenas segunda vez desde el 2002– parece que su suerte cambió el domingo. También tuvieron una terrible segunda mitad a la ofensiva. Ganando 20-0 al medio tiempo, los Raiders de alguna manera dejaron que los Cardinals forzaran el tiempo extra y en posición de patear el gol de campo de la victoria en tiempo extra, el receptor abierto Hunter Renfrow perdió el balón una jugada después que el quarterback Derek Carr estuvo a punto de lanzar una intercepción. Los Raiders están 0-2 y tengan en cuenta que la valiosa adquisición de la temporada baja, el receptor abierto Davante Adams, solo tuvo dos recepciones para 12 yardas con un touchdown de 1 yarda.

¿Qué equipo de los Raiders vimos: el que dominó en la primera mitad o que se derrumbó después del medio tiempo? Un poco de ambos. Cuando Carr tiene tiempo, un jersey limpio y, bueno, confianza, puede destruir a cualquier defensiva. Y lo hizo. Pero fue contra un equipo de los Cardinals que solo lo capturó una vez, J.J. Watt lo capturó en la segunda jugada del partido. Por muy impresionante que lució la ofensiva en la primera mitad para tomar una ventaja de 20-0, se volvió invisible después del medio tiempo. Y eso es más que preocupante para un equipo bajo la nueva dirección del entrenador en jefe Josh McDaniels, cuyo llamado de jugadas simplemente se estancó en la segunda mitad. — Paul Gutierrez

Chicago

Lo que debes saber: Los Bears no tuvieron respuestas para Aaron Jones o AJ Dillon, por quienes pasó todo el ataque de los Packers el domingo. La defensiva de Chicago permitió casi 6 yardas por acarreo en un día en el que Jones corrió para 132 yardas y un touchdown, además agregó otra anotación en un pase pala que llevó 15 yardas hasta las diagonales mientras eludía a defensivos todo el camino. En total, Green Bay corrió 38 veces para 203 yardas y lo que es igualmente alarmante es la manera en que las tacleadas fallas de los Bears contribuyeron a extender series y perder la batalla del tiempo de posesión. Los receptores de Aaron Rodgers tuvieron 133 yardas después de la recepción en una noche en la que el quarterback destruyó a los backs defensivos inexpertos y lo hizo parecer sencillo.

¿Dónde están Darnell Mooney y Cole Kmet? La ofensiva de los Bears es un trabajo en progreso, pero esta unidad no puede pasar otra semana sin involucrar a sus jugadores más talentosos. Mooney, el mejor receptor de Chicago, tiene dos recepciones para 4 yardas en los primeros dos partidos de la temporada. Kmet ha sido buscado dos veces en dos semanas, pero no es como si el ala cerrada de tercer año no salga a correr rutas (corrió 10 el domingo). Los Bears establecieron la carrera temprano con su primera y única serie de touchdown, que tuvo una dosis equilibrada de David Montgomery y un flea-flicker para sorprender a los Packers. Pero se alejaron de eso, solo para tratar de intentarlo de nuevo en una serie de 89 yardas en el último cuarto que terminó cuando Justin Fields fue detenido en cuarta y gol desde la posición escopeta. Montgomery peleó duro por sus 118 yardas terrestres, pero la ofensiva falló en hacer los ajustes necesarios para mantener el paso con Green Bay, y los receptores estelares de los Bears no entraron en acción una vez más. — Courtney Cronin


Green Bay

Lo que debes saber: No hay razón para que el entrenador en jefe de los Packers, Matt LaFleur, vuelva a ocultar sus planes, al menos no cuando juegue contra los Bears. Básicamente reveló el plan de juego la semana pasada cuando dijo que Aaron Jones y AJ Dillon no tocaron el balón lo suficiente en la derrota de la Semana 1 frente a los Vikings. Una semana después que se combinaron para apenas 23 toques, pero aun así se las arreglaron para acumular 167 yardas totales, estuvieron a punto de igualar su total de toques en la primera mitad el domingo. Cuando terminó, la pareja de corredores había tocado el balón 37 veces para 237 yardas y dos touchdowns. Jones (15 acarreos para 132 yardas además de tres recepciones para 38 yardas) tuvo un acarreo anotador y una recepción de touchdown –su cuarto juego así desde el 2020– y Dillon tuvo 18 acarreos para 61 yardas además de una recepción para 6 yardas.

¿Qué está pasando con todos los balones sueltos? Una semana después que Aaron Rodgers extrañamente perdiera un balón suelto en una captura, los Packers tuvieron tres balones sueltos contra los Bears, incluyendo dos en lo que podría culparse a errores de comunicación a la ofensiva. Rodgers y Dillon se cruzaron en una entrega y los Bears recuperaron el balón suelto que llevó a un gol de campo en el tercer cuarto. más tarde, el saque del centro Josh Myers desde la formación escopeta golpeó al receptor Christian Watson mientras se movía en la formación frente a Rodgers. Sumen un balón suelto en una devolución de despeje de Amari Rodgers que por fortuna pudo recuperar y los Packers tienen cuatro balones sueltos en dos partidos. — Rob Demovsky

Los Angeles

Lo que debes saber: Quedarse cerca no cuenta. Los Chargers estuvieron a dos jugadas de comenzar la temporada 2-0 en la AFC Oeste. En cambio, van 1-1 en un lapso de cinco días después de que se anulara una intercepción del esquinero Asante Samuel Jr. “Pensé que era una intercepción”, dijo Samuel después del partido. Además, el mariscal de campo Justin Herbert lanzó un pase destinado al ala cerrada Gerald Everett que fue interceptado y devuelto 99 yardas para touchdown.

¿Cuál es el estado de Herbert? El mariscal de campo sufrió una lesión en las costillas en el último cuarto, dejando el juego solo por una jugada antes de regresar, pero estaba claramente dolorido mientras continuaba hasta el final del juego. Después de la derrota por 27-24, el personal médico y Herbert, que caminaba con cautela, entraron en la sala de rayos X. El viernes, le diagnosticaron una fractura en el cartílago de una costilla. — Lindsey Thiry


Kansas City

Lo que debes saber: Los Chiefs pueden ganar sin que sus estrellas sean estrellas. Vencieron a un difícil rival de la AFC Oeste con sus touchdowns anotados por tres jugadores suplentes: el novato Jaylen Watson, el receptor Justin Watson y el corredor Jerick McKinnon. Les servirá bien si pueden continuar ganando juegos sin recibir grandes contribuciones de jugadores como Travis Kelce y JuJu Smith-Schuster.

¿Quién va a ayudar a Chris Jones a cazar mariscales de campo? Jones tuvo las dos capturas de los Chiefs contra los Chargers. No es un problema que Jones sea su líder en capturas, sino que no está recibiendo mucho apoyo. Las capturas de la semana pasada contra los Cardinals fueron de un esquinero, L’Jarius Sneed, y del ala defensiva Carlos Dunlap (pero la suya fue más una captura de cobertura). Los candidatos más lógicos para ayudar a Jones son Frank Clark y George Karlaftis. Cada uno le dio un golpe a Justin Herbert, pero ninguno ha podido derribar un mariscal de campo esta temporada. — Adam Teicher

Leave a Reply

Your email address will not be published.