La sublimación del Real Madrid C. F.

Decía Guti que él prefería jugar 30 minutos en el Madrid que 90 en otro equipo. El propio Real Madrid ha llevado al paroxismo este concepto y ayer demostró que prefiere sublimarse 17 minutos en la Champions que jugar como los equipos mortales todo un año en las demás competiciones.

Sublimarse es la transición de una sustancia directamente del estadio sólido al estado gaseoso sin pasar por el líquido. Y eso es precisamente lo que ayer obró el Madrid. Pasó de estar fuera de Europa a eliminar al PSG sin ni siquiera haber estado inmerso en la pelea, no ya por el partido, sino por la eliminatoria. Un hecho que se entiende —o asimila— perfectamente, pero no se explica, como bien escribe hoy Jesús Bengoechea en “La silla de Alaba”. Aunque si os queréis hacer una idea de lo que sucedió, nada mejor que leer la espléndida crónica de Andrés Torres.

“Igual hay que recordarle a la UEFA quién es el Real Madrid”. Cuando Florentino pronunció estas palabras en la Asamblea del 20 de noviembre pasado, pocos podían pensar que se cumplirían en un momento tan idóneo. Oscar al mejor guion original. En plena batalla por el futuro del fútbol, por un modelo de sociedad y por un conjunto de bienes morales que enfrenta al Real Madrid, y todo lo que representa, contra al PSG, y todo lo que representa —mamporrera UEFA mediante—, se celebró aquella charlotada en doble sesión de sorteo de Champions donde al equipo blanco le tocó primero enfrentarse al Benfica, rival, a priori, asequible. En aquel momento a Ceferin le dio un pinchazo la úlcera y casualmente hubo un error que les permitió repetir el sorteo. A la segunda el Madrid fue emparejado con el PSG, adversario que les pareció más adecuado. Lo que no sabían es que en ese mismo instante acababan de inocular en la bestia el veneno que iba a espolearla para echarles abajo el plan.

La bestia permaneció dormida, aunque no durmiendo, durante el partido de París y buena parte de la vuelta en Madrid. Y cuando despertó nadie pudo pararla, porque el Madrid en trance es imparable. El Madrid en trance es más peligroso que Liam Neeson con una hija secuestrada. El Madrid en trance no ve, no piensa, solo ejecuta. El Madrid en trance deforma el espacio-tiempo, lo pliega y recorre distancias de años luz en un segundo. No existe nada en el universo parecido al Real Madrid.

El éxtasis que sigue al trance nos regaló imágenes históricas como la Alaba agitando al viento una silla plegable de PVC, silla que Jabois propone meter como sea en el escudo del Real Madrid.

Concluido el trance y unos minutos después el partido y la eliminatoria, prosiguió el guion de la venganza del Madrid con la inevitable pataleta del malo de la historia al final de la película. El presidente de la Asociación de Clubes Europeos (ECA) y del PSG, Nasser Al-Khelaifi, bajó a la zona de vestuarios con la rabia que provoca la impotencia corriendo por sus venas. Intentó entrar en el vestuario de los árbitros. Le acompañaba su mascota Leonardo. Ambos se mostraron agresivos y violentos (quién podría imaginarlo, ¿verdad?). Cuando el árbitro les impidió el acceso, el amigo de Ceferin golpeó y rompió el banderín de uno de los asistentes. Un empleado de Madrid estaba grabando el espectáculo y Nasser Al-Khelaifi no dudó en amenazarlo de muerte. Comportamiento ejemplar, el fútbol del pueblo, ya sabéis.

Acta PSG

Ni siquiera el deleznable comportamiento del representante europeo de la teocracia catarí empañó la felicidad blanca. El nuevo milagro obrado en el Bernabéu acabó por convertir a más infieles antimadridistas que nunca y también provocó la felicitación de quienes son rivales no exentos de señorío.

Iñako antimadridista Alves Tuit Corretja Tuit Puyol

Ni siquiera el más descreído puede resistirse al embrujo del Madrid merced a quizá la remontada que mejor define al club y su irracional e inmortal relación con la victoria.

As y Marca no pueden más que asistir con la boca abierta y repetir fascinados “El Madrid es otro mundo” y gritar eufóricos: “¡¡¡ESTO ES EL MADRID!!!”.

Portada As Portada Marca

De la portada de Mundo Deportivo no hablaremos porque lleva como titular “La quinta marcha”, un programa de Telecinco que presentaron Jesús Vázquez, Natalia Estrada y Penélope Cruz allá por 1990.

Portada Mundo Deportivo

Y Sport, ¿qué decir de Sport? Pues que tienen la valentía del cobarde y titulan KO sobre fondo negro y una foto de Messi cuando Leo ya no está en el Barça. Les define.

Portada Sport

Pero no es lo mejor de Sport, lo mollar, la pieza del carnicero la hallamos en la retransmisión en directo que efectuaron de la remontada. Al descanso frotaron la bola de cristal y no se les ocurrió otra cosa que escribir: “Mbappé se va a replantear muy seriamente su fichaje por el conjunto blanco. Los madridistas son hoy por hoy un equipo en descomposición y no dan la impresión de poder ofrecer al internacional francés un proyecto de futuro ganador”. Ni Rappel y la Bruja Lola juntos en plena enajenación mental. Cuánta gloria.

Directo Sport

Gracias, Sport, por estas perlas de jocosidad explosiva que nos endulzan el paladar en los duros momentos que vive el mundo. El humor es el mejor compañero de viaje cuando pintan bastos.

La remontada de ayer es histórica, tal vez la más sublime de todas, y eso es mucho decir. Disfrutemos el momento, madridistas, y vayamos colocando en un estante privilegiado de nuestro almario el robo de Karim, la jugada de Modric en el segundo gol, la silla de Alaba o la celebración en el vestuario de Lukita. Estos son los momentos por los que vale la pena una vida entera.

Pasad un buen día.

¡Hala Madrid!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *