¿La salvación del fútbol español puede estar en Portugal?

Salvo el FC Barcelona y el Real Madrid, el verano de traspasos de la temporada que está por comenzar ha sido bastante austero. Los clubes españoles cada vez invierten menos dinero y la diferencia entre los grandes es cada vez más abismal, como lo explicó ESPN en un trabajo informativo. “Barcelona y Real Madrid gastan más millones que los otros 18 equipos juntos en la ventana de fichajes.” Razón no le falta, porque la época de las vacas flacas se ha instaurado en LaLiga ¿Qué se puede hacer al respecto? Desde esta ventana invitaría a los lectores a analizar el fenómeno que ocurre en el fútbol portugués, con especial hincapié con el Porto, Benfica y el Sporting. Los tres clubes grandes del balompié del país vecino compran barato y venden caro y algunas veces muy pero que muy caro, tal y como ocurrió con Éder Militao por citar un ejemplo.

El zaguero brasileño que ahora vive su mejor momento en el Real Madrid, llegó al Porto procedente del Sao Paulo a cambio de 7 millones de euros en 2018 y tan solo un año después su valor se había multiplicado, hasta alcanzar los 50 millones según Transfermarkt, justamente la misma cifra que pagó Florentino Pérez para llevárselo al Santiago Bernabéu

Fue un negocio redondo, que le permitió a os dragoes continuar reclutando nuevos futbolistas, que seguramente serán vendidos en los próximos años a clubes de LaLiga o de la Premier League. Lo mismo pasó con Darwin Núñez. El uruguayo salió del Almería por 34 millones en 2020, pero dos años después los encarnados lograron venderlo por 75 millones fijos, que se pueden convertir en 100 millones si se cumplen las variables.

El llamativo caso del Wolverhampton y su obsesión lusitana

Si existe un club que está francamente enamorado del talento que está desarrollándose en  Portugal, ese es el Wolverhampton. Recientemente cerraron un trato con el Sporting para conseguir a Matheus Nunes  por una cifra  cercana a los 50 millones de euros. Falta oficializar el acuerdo pero en las islas británicas ya dan por descontado que el brasileño con nacionalidad portuguesa es uno de los grandes negocios de la historia de los leones verdes. 

El joven futbolista de 23 años apenas costó 950 mil euros en 2019 y ahora su valor en el mercado llevaron al conjunto de la Premier League, a soltar semejante montaña de millones, para arrebatárselo al todopoderoso Liverpool

En definitiva lo que tienen que hacer los clubes del fútbol español en Primera y Segunda División, es invertir dinero en buscadores de talento, para que después, aprovechando que los clubes de la Premier, Ligue 1, Bundesliga o incluso de la Serie A, lleguen a LaLiga en la búsqueda de grandes talentos, a precios de joyas portuguesas, porque de lo contrario no tiene sentido, tener un modelo como el del Sevilla, que vende y vende todos los años, aunque lamentablemente lo hacen para cuadrar las cuentas, y nunca tienen un equipo para dar la campanada en la Champions League, pero tampoco tienen liquidez para fichar tanto como desean. @mundiario

Leave a Reply

Your email address will not be published.