“La gente piensa que tenemos una vida fácil y hecha, y no, para nada”

El futbolista argentino Gonzalo Higuaín, actualmente jugador de Inter de Miami, concedió este lunes una entrevista en exclusiva a TyC Sports en la que confesó su duro pasado en Europa, donde, por otro lado, vivió sus mejores años de fútbol.

El ‘pipita’ Higuaín hizo un repaso a una carrera repleta de luces y sombras, y realizó una reflexión que ha calado en el mundo del fútbol sobre la presión que viven los deportistas por las críticas que reciben.



“Yo dije que viví 15 años antinaturalmente. La gente piensa que tenemos una vida fácil y hecha, y no, para nada”, declaró antes los micrófonos un Higuaín en un gran momento de forma, pues ha marcado 13 goles en 25 partidos llevando a su equipo muy cerca de la clasificación para los playoffs.

“No tenemos el mismo derecho de que vas por la calle, te insultan y no puedes reaccionar, porque si lo haces la repercusión es el doble. Si pierdes un partido, fallas un gol o pierdes un partido importante, no puedes salir a la calle. El jugador de fútbol vive condicionado por un resultado. Es un deporte, un trabajo, y no hay que confundir. Somos todos humanos“, aseguró al medio antes citado

“Me parece muy injusto haber vivido 15 años en la elite y no haber podido reaccionar ante momentos que tuve que agachar la cabeza ante insultos y faltas de respeto. En este momento de mi vida no lo tolero más. Humanamente crecí un montón gracias a mi familia y amigos. Me encuentro en uno de los mejores momentos de mi vida“, sentenció sobre este asunto.


Sergio Ramos con su coleta en la mano

Respecto a las críticas recibidas, quiso mostrar su opinión sobre uno de los momentos más duros de su carrera, la derrota de Argentina ante Alemania en la final del mundial de Brasil de 2014. “Nos tocó jugar las finales, se perdieron, pero las jugamos”, dijo, tratando de recalcar la magnitud de ese objetivo cumplido a pesar de la derrota. “Hubo chicos que nunca habían visto una final del mundo y la vivieron”, completó.

Ahora, a sus 34 años, el futbolista disfruta de sus últimos días en la liga norteamericana, alejado de los grandes escenarios europeos y relativizando todo lo que le puede afectar desde fuera del terreno de juego. “Yo ya estoy a una altura de mi vida en que ni los elogios me hacen sentir el mejor ni las críticas el peor. Lo más importante es el equilibrio, y cuando uno está tranquilo consigo mismo, lo otro es secundario”, finalizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.