Karolina Pliskova: “Antes el tenis era más inteligente”

Puedes estar recorriendo el peor año de tu carrera que una buena semana lo cambia todo. Esa fue la sensación que dio Karolina Pliskova tras pisar las semifinales la semana pasad en Montréal, aunque ahora toca confirmar esa mejoría en el WTA 1000 de Cincinnati. De momento la checa arrancó este martes superando a Venus Williams en el debut y citándose con Mertens en el siguiente compromiso, aunque su rueda de prensa posterior estuvo protagonizada por las hermanas Williams, además de alguna reflexión que la ex Nº1 mundial nos regaló sobre su futura retirada.

Respeto para Venus y Serena

“Ellas siguen siendo grandes leyendas, sin importar la edad que tengan, siguen practicando un buen nivel de tenis. Es cierto que Venus no ganó muchos partidos en los últimos años, lo mismo pasa con Serena, pero aún así son grandes jugadoras. Sientes el respeto de ir a la cancha a enfrentarte a ellas, yo lo sentí hoy. Ella jugó muy bien el primer set, me sorprendió, después de verla en Washington pensé que no estaba jugando tan bien, aunque no debería sorprenderme porque es una gran jugadora. Han hecho mucho por el deporte, la gente todavía sigue hablando de ellas, especialmente en América”.

Jugar contra alguien de 40 años

“Le doy todo el crédito por estar todavía compitiendo, lo que pienso es que no quiero perder, porque me sentiría mal. Otras veces también me toca jugar contra chicas que son diez años más jóvenes, o incluso más, pero es diferente. Ya sabes, no es lo mismo tener 30 que tener más de 40. Físicamente, veía que tenía que ganar este partido, aunque estuve muy cerca de perder el primer set, ya que ella estaba jugando realmente bien. Pensaba que, cuanto más durara el partido, más opciones tendría de llevarme la victoria, creo que duró casi dos horas. Si llego a perder, es que algo hice mal”.

Reflexiones sobre su futura retirada

“Cuando tienes 20 estás pensando que igual llegas hasta los 30. Ahora tengo 30 y sigo aquí, no quiero dejar de aprovechar este momento. Solo quiero ver cómo me va esta temporada y el próximo año, entonces tomaré una decisión. Por supuesto que todavía tengo que disfrutar, eso es lo más importante, las que siguen jugando a esa edad es porque todavía se divierten. Pero también quiero mantener cierto nivel, no quiero estar detrás por empezar a perder muchos partidos, eso a la gente ya no le gusta tanto. Una vez llegas a la cima, ya no quieres ser top300 o jugar torneos muy pequeños. No me veo ahí, por mucho que ame el deporte”.

De las Williams a las Pliskova

“Desde muy pequeñas empezamos a desarrollar un buen nivel de tenis, veíamos mucho tenis desde niñas. Observábamos mucho los partidos de Venus y Serena, sobre todo cuando llegaban a las finales. Por supuesto, también hubo algunos jugadores checos que mirábamos, eso fue cuando teníamos 10 años, luego tuve la suerte de jugar contra las dos y vencerlas a las dos. Pero sí, ellas eran como ídolos, aunque nunca tuve ídolos. Nunca quise ser como ellos, aunque crecimos observándolas. Ambas eran altas, jugaban muy agresivas y practicaban un gran tenis, seguramente vimos algo parecido a lo que soñábamos con ser”.

Las hermanas que cambiaron el tenis

“Fueron diferentes, porque son hermanas, antes no había hermanas así. Realmente llevaron el juego a otro nivel, se comenzó a jugar mucho más agresivo, antes el tenis era otra cosa. Simplemente les gustaba jugar mucho más rápido, agresivo, ir a por ello. Martina Hingis era la que siempre estaba en las finales con ellas, pero ella jugaba desde la línea de fondo, sin cometer errores, sin grandes armas. Ellas cambiaron el rumbo, tenían cuerpos diferentes, Martina nunca pudo conectar tantos ‘aces’. El tenis de antes era más inteligente, ahora todavía puedes serlo, pero la potencia manda. Si juegas lo suficientemente rápido puedes ganar puntos sin pensar, lo cual está bien, yo lo necesito”.

De menos a más en 2022

“Estoy volviendo poco a poco, la semana pasada jugué grandes partidos, los mejores de este año. He tenido semanas mejores y peores, pero está claro que no está siendo mi mejor temporada. El descanso por el COVID me llevó mucho tiempo para recuperarme, para volver a sentirme bien en la cancha. Ahora me siento bastante bien, pero los partidos son totalmente diferentes. El tenis es un juego de confianza, no importa lo mucho que entrenes, si luego no ganas partidos se vuelve todo muy difícil. Todas pasamos por esto, así que aquí sigo luchando, creo que al final lo conseguiré. Las pistas duras son mis favoritas, en Estados Unidos siempre me va bien, así que espero ganar más partidos aquí”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.