HRW exige a los patrocinadores del Mundial de fútbol que presionen a la FIFA para compensar a los migrantes

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) –

La ONG (Human Right Watch) ha exigido a los patrocinadores del Mundial de fútbol de 2022 y a los socios corporativos de la FIFA que presionen a la asociación mundial de fútbol y al Gobierno de Qatar para que compensen a las familias de los migrantes muertos o heridos durante la preparación del evento deportivo.

Este llamamiento se produce en un momento en el que una nueva encuesta de opinión mundial encargada por Amnistía Internacional muestra que el 66 por ciento de los encuestados, y el 72 por ciento de los que probablemente verán al menos un partido de la Copa Mundial, se han mostrado de acuerdo a una compensación de este tipo.

Según la organización, la mayoría de los participantes de la encuesta –realizada por YouGov y en la que habrán participado 18.000 personas– consideran que los socios corporativos y patrocinadores de la FIFA deberían pedir públicamente que se compense a los trabajadores migrantes que sufrieron mientras preparaban la Copa del Mundo en Qatar

En julio, tres organizaciones de Derechos Humanos escribieron a los 14 socios corporativos de la FIFA y patrocinadores de la Copa del Mundo instándolos a pedirle al organismo de fútbol que corrija los abusos contra los trabajadores migrantes relacionados con los preparativos de la Copa del Mundo.

Desde entonces, cuatro de ellos, Budweiser, Adidas, Coca-Cola y McDonald’s han manifestado su apoyo a dicha compensación económica, según HRW.

Otros diez patrocinadores no han ofrecido apoyo público y no han respondido a las solicitudes por escrito para discutir los abusos relacionados con el torneo. Estas empresas son Visa, Hyundai-Kia, Wanda Group, Qatar Energy, Qatar Airways, Vivo, Hisense, Mengniu, Crypto y Byju’s.

“Las marcas compran los derechos para patrocinar la Copa del Mundo porque quieren estar asociadas con la alegría, la competencia justa y los logros humanos espectaculares en el campo de juego, no el robo desenfrenado de salarios y las muertes de los trabajadores que hicieron posible la Copa del Mundo”, ha recalcado el director de iniciativas globales de HRW, Minky Worden .

“Quedan solo dos meses hasta que se patee la primera pelota y los patrocinadores deberían usar su considerable influencia para presionar a la FIFA y Qatar para que cumplan con sus responsabilidades de Derechos Humanos para con estos trabajadores”, ha añadido.

Además de los patrocinadores de la Copa del Mundo, HRW ha pedido a las selecciones que usen su influencia para pedir a la FIFA y a las autoridades de Qatar que se comprometan públicamente con un fondo de compensación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.