Fuenlabrada 1-2 Real Madrid Castilla: remontada de mérito

El filial del conjunto blanco se lleva los tres puntos en el derbi y consigue situarse a tan solo un punto del liderato del grupo

Real Madrid Castilla

© foto de Jorge Cascón Guerra

El Real Madrid Castilla visitaba el Fernando Torres para disputar el derbi ante el CF Fuenlabrada para seguir en su escalada en la clasificación de grupo de 1ªRFEF. Un partido que sería el último del año y en el que se buscaría conseguir no perder la gran dinámica que se estaba llevando a cabo.

El conjunto blanco tenía como gran objetivo defender la tercera posición y poder acercarse de esa manera a los dos primeros, teniendo en cuenta el pinchazo del Córdoba, líder de la competición. Para el choque, Raúl no dudó y decidió apostar por su equipo de gala.

El partido ya apuntaba a tener morbo desde el principio puesto que se trata de un derbi en el que el Fuenlabrada no quería descolgarse de los equipos de arriba y el Castilla tenía que seguir en la terna por acercarse a los líderes de la competición.

No obstante, el palo fue muy grande cuando al cuarto de hora de iniciar el choque, el conjunto local pegó primero en el marcador. Un gol en el que todas las miradas fueron a parar a Mario de Luis. El portero del Real Madrid Castilla erró en el disparo de Diego García, a priori un balón sencillo para el portero madridista, pero que acabó colándose dentro de la portería para poner por delante a los fuenlabreños.

Ese gol pilló por sorpresa a los pupilos de Raúl que no reaccionaron y el Fuenlabrada casi les hace el segundo en cuestión de minutos. De hecho, en la primera mitad se vio a los chicos con muchas dudas focalizadas sobre todo en el propio Mario de Luis. Muy erráticos todos en la primera parte del partido.

REACCIÓN EN LA SEGUNDA MITAD

Sin embargo, la cara del equipo cambió durante el descanso y en la segunda mitad el Castilla fue creciendo hasta que, pasados los 10 minutos de juego, la gran apuesta de Raúl esta temporada, Álvaro Rodríguez, conseguía perforar la portería rival con un cabezazo tras un córner mandado al corazón del área.

De hecho, el crecimiento del conjunto blanco fue de tal magnitud que a cuarto de hora de finalizar el partido Aranda consiguió dar la vuelta al marcador. El madridista entró en la segunda mitad para buscar verticalidad y la encontró en una gran triangulación con Álvaro Rodríguez y Arribas y que finalizó en un gran mano a mano.

Con ese tanto se consiguió consumar la remontada que deja al Real Madrid Castilla con 35 puntos, tan solo uno menos que el Córdoba y el Alcorcón, colíderes del campeonato, y que permiten soñar a los de Raúl con el ascenso de manera directa durante este parón navideño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *