FC Barcelona, la pesadilla del Mallorca

El FC Barcelona es la peor pesadilla del Mallorca. Así lo acreditan las estadísticas recientes de enfrentamientos entre ambos en Son Moix. 12 victorias azulgranas en los 13 últimos partidos de Liga disputados en Palma. Una racha infernal que sólo se interrumpió en la temporada 2008-09, y ese resultado tiene trampa porque el Barça saltó al campo con todos los suplentes siendo ya campeón de Liga. Eso sí, el año pasado el equipo mallorquín estuvo muy cerca del empate, que impidió Ter Stegen con una parada milagrosa en el último minuto.

Sobre el papel parece un partido imposible para los de Aguirre. No sólo por las estadísticas, sino también por el momento de forma en el que llegan los de Xavi, que han ganado los cinco últimos encuentros de Liga disputados y que sólo han cedido un empate -ante el Rayo, en el Camp Nou, en la primera jornada- en lo que llevamos de Campeonato. Además, el polaco Robert Lewandowski llega en un estado de gracia absoluto, convertido en pichichi del Campeonato con ocho goles. Lewandowski lleva cinco jornadas seguidas marcando por lo menos un tanto en cada partido que disputa.

Curiosamente la historia de enfrentamientos en Palma entre Mallorca y Barcelona comenzó de un modo muy diferente. Los azulgrana mordieron el polvo en sus tres primeras visitas a la isla, en las temporadas 60-61, 61-62 y 62-63 y tuvieron que esperar al curso 65-66 para ganar por primera vez. La tendencia se mantuvo hasta el empate a cero de la temporada 01-02. En ese momento el balance era de nueve victorias del Mallorca, tres empates y sólo cinco triunfos barcelonistas.

Todo cambió de manera radical a partir de la temporada 2002-03. El sábado 21 de diciembre de 2002 el Barcelona ganó 0-4, en un partido marcado por el lamentable arbitraje de Iturralde González, que expulsó a Novo a los 22 minutos y a Eto’o a los 32, cargándose el partido. Curiosamente esa noche debutó Iniesta con los catalanes.

Desde entonces la racha es terrible: 13 partidos de Liga jugados, 12 victorias barcelonistas y un nombre propio por encima de los demás, el de Leo Messi. El argentino le marcó al Mallorca su primer doblete en España, el 29 de enero de 2006, saliendo al campo en el minuto 73, y desde entonces fue un verdadero martillo pilón cada vez que visitó Son Moix.

El Mallorca confía en quebrar la tendencia este próximo sábado, pero no será sencillo. Ya no está Messi, pero sí Lewandowski, que jugará por primera vez un partido oficial en Palma. El polaco es la gran amenaza de un equipo cargado de estrellas y con una delantera que asusta, pero los de Aguirre están preparados para afrontar el reto.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *