El Real Madrid evaluará la mejoría grogueta

El estadio de La Cerámica será el escenario mañana por la tarde de un gran duelo entre el Villarreal y el Real Madrid, en el que los groguets deberán probar su mejoría en una duro examen ante un rival que llega como mejor visitante de LaLiga, y pretende acabar la jornada como líder en solitario tras la difícil visita del Barcelona al Civitas Metropolitano.

El regreso a La Cerámica, renovada en su reconstrucción y adecuada a los tiempos modernos, no ha podido ser de mayor grandeza para el Villarreal. Tras derrotar al Valencia el día del estreno, recibe ahora al vigente campeón liguero, un Real Madrid que promete un partido vistoso entre dos clubes que apuestan por el fútbol ofensivo.

El equipo castellonense viene recuperando sensaciones de la mano de Quique Setién tras la salida de Unai Emery, tras encadenar una una racha de cinco victorias consecutivas, contando los amistosos de la “pretemporada”. Si bien la entidad de varios de los rivales a los que ha superado impiden saber la mejoría real del equipo.

Para el choque, el técnico cántabro no podrá contar con Gero Rulli, que ya se encuentra rumbo a Ámsterdam para fichar por el Ajax, ni Giovani Lo Celso, que sigue recuperándose de la lesión que le dejó fuera del Mundial.

El primer partido liguero del 2023 se le presenta al Real Madrid como un duelo de alta exigencia ante un Villarreal en su feudo que en las últimas temporadas siempre lo ha puesto en aprietos. Los de Ancelotti llegan a la cita con gran parte de los titulares descansados tras las rotaciones del italiano en el partido de copa ante el Cacereño.

El Real Madrid presume de ser el mejor visitante de LaLiga, con siete victorias y una derrota en ocho salidas, aunque La Cerámica servirá de prueba tras caer en su último encuentro lejos del Santiago Bernabéu antes del parón por el Mundial, ante el Rayo en Vallecas.

Las últimas cinco visitas al estadio del Villarreal las ha saldado con empates, una muestra de la dificultad que supone ganar en el estadio del Villarreal. Para ello necesitará los goles de Karim Benzema, que regresó con un doblete ante el Valladolid y tiene el reto en 2023 de volver a ser el gran referente goleador madridista.

Un Benzema que ha anotado hasta ocho goles en sus duelos ante el Villarreal, solamente uno en La Cerámica y que liderará el tridente junto a Vinícius Junior, que llega fresco tras no formar parte de la expedición que viajó a Cáceres, y un Rodrygo Goes en la banda derecha, que llega al encuentro tras ser el salvador del club merengue al anotar el solitario gol ante el Cacereño que le dio el pase a los octavos de final de la Copa del Rey

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *