El acuerdo salarial con Piqué y Busquets está muy difícil

Gerard Piqué y Sergio Busquets se encuentran en ‘standby’ y el acuerdo a dos semanas del cierre del mercado veraniego se intuye, según todas las partes consultadas por MD, como muy complicado y complejo. En el Barça entienden que la opción más viable hoy para generar margen financiero no pasa ya por un pacto con los capitanes sino por la venta de futbolistas. Frenkie de Jong, Memphis, Aubameyang y Dest están en el mercado, aunque sólo la salida del delantero neerlandés a la Juventus de Turín sería la más factible.

Las negociaciones con los dos primeros capitanes del equipo, objetivo autoimpuesto por el club para poder inscribir de forma inmediata a Koundé, no están rotas y se podrían reemprender en cualquier momento pero no avanzan. Desde el desencuentro de finales de la pasada semana, los representantes de los jugadores y del club azulgrana no han vuelto a hablar. Las posturas están distantes. Piqué y Busquets, que no dudaron en tratar de ayudar al club, entienden que ya hicieron un gran esfuerzo.

Con Busquets, el club propuso una ampliación de contrato por una e incluso dos temporadas para poder diferir su salario. Sin embargo, el centrocampista tiene planeado poner el punto final a su carrera azulgrana en junio de 2023 y marcharse a la MLS, donde espera coincidir con Messi. No es del todo seguro pero es un escenario que contempla para reencontrarse con Leo. Su agente, Josep Maria Orobitg, planteó entonces la inclusión de una cláusula que le permitiera liberarse dentro de un año.

El planteamiento chocaba con los intereses del Barça, pues laLiga le obligaría entonces a provisionar y computar todo en un solo año. la opción que queda es buscar otra fórmula que vaya bien. Para el de Badía sería el cuarto recorte y/o diferimiento económico para ayudar al club azulgrana. En su caso, como en el de Piqué, la comisión de control de LaLiga está muy atenta porque estos movimientos pueden llegarse a interpretar como una artimaña.

Piqué volvió a dar un paso adelante, pero su caso es también complejo, esencialmente porque ya viene de un importante tijeretazo a sus emolumentos, pactados para la pasada temporada y también para esta 2022-2023. El central no dudó en posicionarse para que el club pudiera obtener más margen salarial. No han trascendido cifras, pero en su caso se apunta que sería superior a los decena de millones de euros. Difirió además una buena parte de su salario y se pudo inscribir así a Memphis y a Eric Garcia. El jugador, representado por Arturo Canales, ha exigido garantías de cobro que el club tampoco le habría dado

Lee también

Leave a Reply

Your email address will not be published.