De menoria, (doña tele y el futbol)

Por más altibajos que tengan los ratings las transmisiones de futbol no dejan de estar en el imaginario colectivo de la amplia audiencia futbolera.

El futbol se ha ido convirtiendo en el oscuro objeto del deseo de la televisión de paga. Durante años fue propiedad privada de la televisión abierta. En los tiempos de Imevisión, (hoy TV Azteca) la transmisión de los juegos era uno de sus ejes por el que ensanchaban las audiencias.

Lo que en aquel tiempo era la “Televisión de Estado”, que más bien era de gobierno, como lo siguen siendo ahora con otras frecuencias las cuales terminan siendo voceros del gobierno más que de Estado, tuvo al futbol como una alternativa para enfrentar a Televisa que tenía en el América la certeza del raiting.

Los Pumas en Imevisión se fueron convirtiendo en alternativa en forma y fondo, eran la otra cara del futbol por ser el equipo que es y también por quien transmitía sus partidos.

El futbol estaba al alcance de todos, no se transmitían la totalidad de los partidos, pero existía la posibilidad de conocer a detalle todo lo que sucedía.

Desde aquellos años se veía venir la globalización futbolera. Uno de los grandes aciertos de Imevisión fueron las transmisiones de la Liga Italiana los domingos a primera hora.

En los 80 aparecieron los primeros escarceos de lo que era una nueva competencia. MVS adquirió los derechos de los Tecos de la UAG a quien en apariencia nadie seguía, pero resulta que llegó a la final y Televisa no dejó pasar la oportunidad para transmitir también a como dio lugar el juego del campeonato.

Lo que cambió en definitiva la dinámica de las transmisiones del futbol fue la llegada de FOX y ESPN, las cuales entendieron de inmediato que para poder entrar en el mercado mexicano era necesario tener algunos equipos en su programación.

El Grupo Pachuca fue el precursor y tomó la decisión de salirse de duopolio, (Televisa-TV Azteca), para vender los derechos de su equipo a Fox. Lo que parecía una aventura resultó, al paso del tiempo, una decisión innovadora la cual años después siguieron otros equipos, entre ellos el León el cual es propiedad del mismo grupo.

Se presentaron también algunos signos de rebeldía como fue el caso del Monterrey, equipo que transmitió algunos de sus partidos a través de Internet. Todo estaba resultando nuevo y poco a poco Televisa y TV Azteca fueron perdiendo poder y el control aunque lo tuvieran en el manejo del futbol, particularmente Televisa para la cual el juego es de primera importancia. Para los del Ajusco es algo necesario en su programación, lo que ocurrió es que al paso del tiempo se dieron cuenta de su importancia y han hecho que el público a menudo los elija.

Imagen intentó entrar en el futbol con poco éxito. Compraron a lo Gallos del Querétaro, un equipo con tradición, pero con una gran confusión entre sus dueños, a lo que se sumaron escándalos de tribuna.

Doña tele es la que define al futbol y es la que pone e impone en la Federación. A partir de los nuevos modelos de transmisión, estamos a nada de que sea más fácil ver un juego Barcelona-Real Madrid que un Chivas-América, el mercado tarde que temprano se tendrá que organizar.

Por ahora doña tele sigue dominando el futbol como lo ha hecho desde siempre. La bronca Fox con Claro Sports y Marca por la transmisión del León-América es la confirmación de quién ejerce el poder sobre las transmisiones, lo hacen por la libre sin que exista un órgano regulador.

Con el futbol y la televisión llegó el futuro que se preveía, Qatar es la siguiente parada en la que doña tele tendrá el control a sus anchas.

RESQUICIOS.

Si la investigación de la FGR contra Peña Nieto tiene que ver con la impartición de justicia de un gobierno cuestionado con probados hechos de corrupción será un reconocimiento para la sociedad, pero si son actos electoreros y distractores para que al final no pase nada será simple y sencillamente lamentable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *