¿Cómo luce el panorama de la NFC Sur previo al inicio de la temporada regular?

Echamos un vistazo a lo que nos depara el Sur de la Conferencia Nacional con la llegada de una nueva campaña regular

Hubo un tiempo en que la única certeza que había en la NFC Sur, es que habría un campeón nuevo. En los primeros años 12 años de existencia de la división, nunca un club pudo repetir como monarca del sector.

Después, todo cambió con tres títulos consecutivos para Carolina, y tras un año de dominio de Atlanta, cuatro coronas divisionales en fila para New Orleans.

Tampa Bay es el campeón vigente, y para muchos, uno de los candidatos genuinos para reaparecer en el Super Bowl, apenas a dos años de haberlo ganado todo. Sin embargo, las circunstancias han cambiado bastante. El quarterback al mando del barco de los Buccaneers ya tiene 45 años de edad y ha perdido buena parte de la tripulación con la que se hizo de su séptimo anillo de Super Bowl.

New Orleans tiene, sobre el papel, suficiente talento para derrocar a los Bucs, pero hay un cambio de guardia en el puesto de head coach para los Saints. La flecha de Carolina parece apuntar al norte, pero eso no significa necesariamente que están cerca de convertirse en candidatos. Atlanta todavía trabaja en la reconstrucción.

Marca en el 2021: 7-10 | Última aparición en playoffs: 2017

Panorama para el 2022: Atlanta decidió derribarlo todo para volver a colocar los cimientos de su organización desde el 2021 con la llegada de Arthur Smith como head coach. Ese plan se mantiene en curso a pesar de una sorpresiva marca de 7-10 el año pasado, y Atlanta ahora ha visto partir al quarterback Matt Ryan y al linebacker estelar Foyesade Oluokun. Un quarterback puente en Marcus Mariota –para dar paso eventualmente al novato Desmond Ridder— y una plantilla que luce vulnerable en múltiples posiciones invita a pensar en selecciones altas para los Falcons cuando llegue el siguiente draft de la NFL.

Marca en el 2021: 5-12 | Última aparición en playoffs: 2017

Panorama para el 2022: Última llamada para el head coach Matt Rhule, quien no ha logrado pasar de las mismas cinco victorias en sus dos intentos al frente de los Panthers que su predecesor, Ron Rivera, consiguió en su última campaña al frente de Carolina. La esperanza es que con un nuevo quarterback –para variar– y un Christian McCaffrey sano –para variar–, los resultados sean diferentes en el 2022. Hay progreso en cuanto al nivel de calidad en la plantilla, pero si eso no se ve reflejado en un pasaje a la postemporada, Carolina estará estrenando head coach el año que viene.

Marca en el 2021: 9-8 | Última aparición en playoffs: 2020

Panorama para el 2022: En un lapso de dos años, los Saints perdieron a una de las mejores duplas quarterback-head coach que la NFL haya visto con el retiro de Drew Brees seguido por el retiro de Sean Payton. Armados con Jameis Winston y Dennis Allen ocupando esos puestos, y el alentador regreso de Michael Thomas como receptor abierto, New Orleans espera recuperar una posición de dominio que trajo a la ciudad cuatro títulos divisionales en fila desde el 2017 al 2020.

Marca en el 2021: 13-4 | Última aparición en playoffs: 2021

Panorama para el 2022: Los campeones reinantes de la NFC Sur apostaron a que una campaña del 2021, con básicamente la misma plantilla que les obtuvo su segundo Lombardi como organización en el 2020, les redituaría en otro anillo. No fue así, y en el pasado receso de campaña, los Bucs sufrieron una importante renovación que comenzó con la posición de head coach, con el inesperado retiro de Bruce Arians apenas días después de que Tom Brady anunciara que se retractaba de un retiro propio, despertando algunas sospechas en torno a la relación entre ellos. Otros nombres importantes que no estarán más en Tampa Bay incluyen a Rob Gronkowski, Jason Pierre-Paul, Jordan Whitehead, Alex Cappa, Ali Marpet y Ndamukong Suh, por nombrar a algunas de las figuras importantes del título de hace dos años. En una campaña de franca renovación, ¿conservan lo suficiente los Bucs para repetir como campeones del Sur?

Los 10 jugadores que darán forma a la temporada regular en la NFC Este

QB, Tampa Bay Buccaneers

No hay modo de comenzar a hablar de los Buccaneers, ni de la NFL en general, sin darle un amplio espacio a Brady. El quarterback de 45 años de edad viene de liderar a liga en yardas por pase, pases de touchdown, pases intentados y pases completos, pero también de un fugaz retiro y regreso, y de perderse varios días de campamento de entrenamiento para ocuparse de temas personales, algo que nunca había hecho de manera tan prolongada en el pasado. Llevamos varios años diciendo que el declive es inevitable, y varios años en que Brady nos calla la boca. Con un nuevo head coach y sin Rob Gronkowski, ¿puede Brady callarnos la boca una vez más?


QB, New Orleans Saints

El plan de sucesión tras el retiro de Drew Brees no ocurrió como se esperaba el año pasado, con Winston lesionándose la rodilla en el séptimo encuentro de la campaña y quedando fuera por el resto del año. Recuperado, Winston tendrá una segunda oportunidad para cimentarse como el futuro de los Saints en la posición de quarterback, ya sin la presión –real o ficticia– de Taysom Hill como competencia. Las habilidades físicas de Winston nunca han estado en duda, pero su capacidad para procesar el juego es lo que le ha impedido, hasta ahora en su carrera, ofrecer desempeños acordes a su talento puro.


RB, Carolina Panthers

Cuando los Panthers convirtieron a McCaffrey en el corredor mejor pagado de la NFL en el 2020, imaginaron una ofensiva completa girando alrededor de sus habilidades únicas acarreando el ovoide, pero también atrapando pases desde diversos puntos en la formación. Desde entonces, solo ha podido participar en 10 de 33 partidos posibles de temporada regular, y la inversión al momento no luce grandiosa. Ahora, el destino del head coach Matt Rhule está inexorablemente ligado a la producción del corredor y, por lo tanto, a su capacidad de mantenerse sano. Un McCaffrey en forma transforma a los Panthers en una ofensiva de miedo, pero sin él, no hay muchas aspiraciones de postemporada para Carolina.


TE, Atlanta Falcons

Pitts no solo es la mejor opción ofensiva que tendrá Atlanta en la campaña que viene; es probablemente el mejor jugador en toda la plantilla, apenas en su segundo año. Sobre los hombros del ala cerrada de Atlanta recaerá gran parte del peso del juego aéreo de los Falcons, pero también está llamado a ser, repentinamente, el rostro de la franquicia, después de la salida del quarterback Matt Ryan. La responsabilidad es mayúscula, pero Pitts tiene talento para ponerse el equipo al hombro. La pregunta es si tendrá ayuda suficiente de la persona que jale del gatillo en los pases.


QB, Carolina Panthers

Los Panthers aguardaron pacientemente, no desesperándose durante el Draft 2022, y al final obtuvieron al quarterback que deseaban, a precio descontado. En el poco tiempo que lleva Mayfield en Carolina, ha dejado en claro que es una opción superior a lo que tiene el equipo en Sam Darnold, quien además está lesionado. Mayfield no solamente aporta credibilidad como quarterback capaz de meter a un equipo a los playoffs –vaya, lo hizo con los Browns— sino que a partir de su brazo derecho, tiene la posibilidad de salvar el empleo de Matt Rhule y resacrcir los errores del pasado reciente con Darnold y Teddy Bridgewater.


WR, Tampa Bay Buccaneers

Evans nunca ha tenido una campaña de menos de 1,000 yardas en recepciones, y suma 27 touchdowns a lo largo del último par de años, con Brady como su quarterback. Ha llegado el momento de admitir que constantemente lo menospreciamos cuando charlamos acerca de los receptores abiertos de élite en la NFL. Sin Antonio Brown ni Rob Gronkowski en plantilla, y con Chris Godwin trabajando su regreso de una seria lesión del año pasado, Evans será más importante que nunca para el ataque de los Bucs.


DE, Carolina Panthers

Si hay un jugador en Carolina listo para los primeros planos en la liga es Burns, un cazador de quarterbacks bendecido con un físico idóneo para esa tarea. Burns viene de su primera selección a un Pro Bowl, y ha registrado nueve capturas en cada una de las dos campañas siguientes. Si quiere que su nombre sea incluido entre la élite de la NFL, no obstante, necesitará elevar esa producción por un 50 por ciento, al menos. Allí es cuando su nombre empezará a circular más visiblemente entre medios y aficionados.


RB, New Orleans Saints

Cuando se pensaba que la ausencia de Brees resultaría en un mayor protagonismo de Kamara como la figura ofensiva de los Saints, vino un bajón tremendo en la producción del corredor estelar, agravado por problemas físicos. Kamara obtuvo su quinta invitación al Pro Bowl en igual número de temporadas profesionales, pero promedió apenas 3.7 yardas por acarreo cuando nunca antes había promediado menos de 4.6 en la liga. También, atrapó apenas 47 pases, cuando su menor total para una campaña previa era de 81. Pende todavía una investigación policial en torno a Kamara por lo acontecido durante el fin de semana del Pro Bowl pasado, y no sería descabellado que recibiera un veto de múltiples partidos como sanción. Dejando los problemas extradeportivos de lado, Kamara no lució en el 2021 como el corredor que acostumbrábamos ver, y una mejor repartición de la carga de trabajo en el 2022 podría ayudarle a recuperar su producción.


LB, Atlanta Falcons

La especulación fue masiva respecto a una posible salida de Jones durante el receso de temporada, como parte de la profunda limpia de plantilla que viven, todavía, los Falcons. Por ahora, Atlanta conserva a su linebacker estelar, pero no hay ninguna garantía de que culmine el año enfundado en este uniforme. Mientras tanto, Jones tendrá que trabajar fuerte para recuperar su nivel de Pro Bowl, e impedir que Atlanta se hunda hasta las profundidades de la NFL, como proyecta sobre el papel.


DE, New Orleans Saints

La estabilidad en el vestidor de New Orleans la dicta Jordan, a partir del retiro de Brees. El masivo ala defensiva es el líder indiscutible para la plantilla, con siete Pro Bowls en su haber, los últimos cinco de manera consecutiva. Los Saints son señalados a menudo como uno de los equipos con menos puntos débiles en la NFL, y con mayores probabilidades de ganarlo todo en la Nacional. La guía de Jordan, particularmente bajo el mando del nuevo head coach Dennis Allen, será fundamental para cumplir con esas altas expectativas.

Otras caras nuevas a seguir

No sabemos con certeza cuándo jugará Desmond Ridder bajo centro en Atlanta, pero la apuesta aparentemente segura es que su debut como titular ocurrirá en el 2021. Para el quarterback, desarrollar rápidamente química con el receptor abierto de primera ronda, Drake London, será fundamental para acrecentar su confianza de inicio y, quizás, establecerse como una respuesta a largo plazo.

En Carolina, los ojos estarán puestos sobre el masivo tackle ofensivo Ickey Ekwonu como parte de una línea ofensiva que, se espera, abra carriles más amplios para McCaffrey y compre tiempo razonable para que Mayfield lance.

Para los Saints, la llegada del receptor abierto de primera ronda, Chris Olave, genera altas expectativas para un juego aéreo que solía contarse entre los más explosivos de la NFL. Aparejado al regreso del veterano Michael Thomas, los Saints tienen el potencial de dos armas con capacidad de atacar las zonas profundas del campo en la periferia ofensiva.

Como parte de la renovación de plantilla de los Buccaneers, particularmente por lo que respecta a los especialistas en presionar a los quarterbacks, Logan Hall debe quedarse con algunos de los minutos que pertenecían a Jason Pierre-Paul.

¿Qué dicen las casas de apuesta?

De cara a la campaña del 2022, los Bucs arrancan como favoritos para llevarse el título en el Sur en las casas de apuesta. Las líneas para Tampa Bay se hallan entre -230 y -278.

En segundo lugar, y a cierta distancia, aparece New Orleans, con líneas de apuesta colocadas entre +325 y +300 en un número de sportsbooks.

Carolina se asoma como el siguiente mejor equipo, en términos de probabilidades, para las casas de apuesta. Los Panthers aparecen con líneas de entre +1110 a +900.

Finalmente, los Falcons tienen las mayores probabilidades en contra de un título divisional de la NFC Sur, con +3500 a +3000 en múltiples sportsbooks.

Predicciones

A lo largo de más de dos décadas de hazañas, hemos aprendido a nunca apostar en contra de Tom Brady, incluso cuando ya no porta el uniforme de los Patriots. Mientras TB12 se mantenga al frente del timón, los Buccaneers serán competitivos todas las semanas. Pero, ¿tanto como para volver a ganar la división?

Con Jameis Winston tirando del gatillo, los Saints están en mejor forma de lo que algunos consideran. El arsenal aéreo se ha renovado y serán, sin duda, la mayor amenaza para la esperanza de Tampa Bay de repetir como monarcas en el Sur. Un calendario más sencillo que el de los Bucs podría marcar la diferencia a favor de New Orleans.

Carolina mostrará, por fin, algún avance tangible bajo Rhule. Los Panthers ganarán más de cinco partidos, pero no los suficientes para garantizar playoffs ni asegurarle empleo en Carolina para el año entrante.

Atlanta seguirá trabajando pacientemente en la reconstrucción de su plantilla, incluyendo una profunda limpia a sus libros financieros, y una proyección optimista sería verlos elegir entre los turnos N° 6 al N° 10 en el próximo draft de la NFL.

Leave a Reply

Your email address will not be published.