¿Cómo fue el primer partido de fútbol femenino de la historia?

El documento más conocido acerca de los comienzos del fútbol femenino data de 1894 cuándo Nettie Honeyball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club deportivo denominado British Ladies Football Club

El conjunto se conformó a través de un anuncio en el periódico que convocaba a  mujeres que quisieran postularse para formar parte del equipo, publicación a la que respondieron 30 chicas que dieron origen a un nuevo paradigma dentro de un deporte en el que la visión masculina es la predominante. 

Fútbol femenino: un avance notorio, pero que sigue muy lejos de la igualdad

Atlas mundial de camisetas: los colores de todas las selecciones de fútbol. La historia, las leyendas y las rarezas

El primer encuentro disputado por el  British Ladies Football Club tuvo lugar el 23 de marzo de 1895, en el que las protagonistas fueron las integrantes del mismo plantel, distinguidas con indumentarias rojas y azules, representando al sur y  norte de la ciudad de Londres. Aquel día, un total de diez mil espectadores concurrieron a la localidad de Crouch End para ver el espectáculo.

Es significativo destacar que, la primera autoridad del club fue una mujer. La elegida para el puesto fue una escritora escocesa de ideales feministas llamada Lady Florence Dixie. La dirigente principal verbalizó una condición sine qua non para las jugadoras que salieran a la cancha, el pedido de que “entraran en el espíritu de este deporte de alma y corazón”.

La Asociación del Fútbol Inglés  y el fútbol femenino

“No fue hasta 1969 que la FA decidió devolverle la entidad que le había quitado al deporte con la creación de una rama femenina. Con este impulso, las mujeres que habían continuado con la actividad deportiva durante los años de prohibición lograron organizar dos mundiales consecutivos en 1970 (italia) y en 1971 (México). Ninguno fue reconocido por la FIFA”, narró el periodista argentino, Ernesto “Cune” Molinero, uno de los autores de Atlas mundial de camisetas: los colores de todas las selecciones de fútbol. La historia, las leyendas y las rarezas, publicado por Editorial Planeta.

El plantel español masculino y femenino cobrarán el mismo porcentaje de premios UEFA y FIFA

Archivo del futbol 20220905
Atlas mundial de camisetas: los colores de todas las selecciones de fútbol. La historia, las leyendas y las rarezas

La Asociación Inglesa o Football Association (FA) anunció el 22 de marzo del 2021 un histórico acuerdo con empresas de TV, que representó casi 10 millones de dólares para el desarrollo del fútbol femenino

“Es un acuerdo que cambia y transforma la Superliga femenina inglesa (WSL)”, señaló directora del fútbol profesional femenino en la FA, Kelly Simmons.

La cadena Sky Sports emite actualmente 44 juegos cada temporada y la BBC otros 22 partidos, de los cuáles dieciocho se transmiten gratuitamente, según el convenio de tres años suscripto a cambio de 7 millones de libras. 

A continuación transcribimos un fragmento del libro de Cune Molinero, Alejandro Turner, Pablo Aro Geraldes, Agustín Martínez y Sebastián Gándara, “Atlas mundial de camisetas”.

Las campeonas: nuevas perspectivas

«El British Ladies Football Club presenta el primer partido de fútbol femenino: Norte vs Sur». Este anuncio fue publicado en Gran Bretaña y convocaba al encuentro que iba a realizarse el sábado 23 de marzo de 1895 en Crouch End, Londres. No hay registro anterior de un juego protagonizado por mujeres. De allí en adelante todo fueron trabas, pero el desarrollo de la actividad nunca frenó. Nettie Honeyball había fundado el primer club de fútbol íntegramente formado por mujeres, un año antes. Afirmó que buscaba «probar al mundo que las mujeres no son esas criaturas ornamentales e inútiles que los hombres pintan».

El cronista del Jarrow Express, uno de los medios que cubrió aquel match al que asistieron unas diez mil personas, publicó lo siguiente: «Las miembros del British Ladies Football Club han jugado su primer partido en público. Esperamos que sea el último». Molestaba no solo que las mujeres hayan sido protagonistas de un deporte hasta ese momento masculino, también molestaba su forma de vestir: camisa, pantalón y botas, en lugar de faldas. Para 1920 ya se tiene registro del primer partido internacional entre el Dick Kerr’s Ladies inglés y un combinado francés.

La FA, organizadora del fútbol británico, no lo toleró. Por eso, en 1921, decidió prohibir en los estadios del fútbol inglés la competencia entre mujeres. De todas maneras ellas siguieron jugando. No fue hasta 1969 que la FA decidió devolverle la entidad que le había quitado al deporte con la creación de una rama femenina. Con este impulso, las mujeres que habían continuado en la actividad deportiva durante los años de «prohibición» lograron organizar dos mundiales consecutivos en 1970 (Italia) y en 1971 (México). Ninguno fue reconocido por la FIFA.

La selección de fútbol femenino de Estados Unidos cobrará lo mismo que los hombres

En 1991 comenzó la historia oficial. China fue la sede de la primera Copa Mundial Femenina de Fútbol organizada por la FIFA, que contó con la participación de 12 selecciones. Estados Unidos, que había logrado un brutal desarrollo gracias a la enorme estructura deportiva universitaria, fue el primer campeón.

Adidas entraría a la historia vistiendo a la selección estadounidense con un modelo con sus tres bandas como protagonistas. Las norteamericanas marcarían el camino con otros tres títulos y el cambio de sponsor a la pipa de Nike no modificaría el rumbo ganador. Noruega se metió en la lista de campeonas con una casaca que compartió con el seleccionado masculino y Alemania logró un bicampeonato con dos camisetas diseñadas especialmente para el seleccionado femenino.

Las marcas comenzaron a crear para ella. Tanto es así, que la camiseta campeona utilizada por Estados Unidos en 2019 tiene el récord de ser la más vendida en nike.com en una sola temporada, en un registro que incluyó también a las casacas del fútbol masculino. Aquel deseo del periodista del Jarrow Express, quedó en la nada. Hubo uno más grande impulsado por un grupo de mujeres que buscaban igualdad: que el fútbol sea para todos y para todas. Ese deseo sí se cumplió.

PM

También te puede interesar

Leave a Reply

Your email address will not be published.