¿cómo es el panorama de los 32 equipos para los siguientes tres años?

¿Cuáles son las franquicias que se perfilan para tener éxito a largo plazo? Nuestro panel de expertos califica la situación de cada club y realiza una proyección del 2022 hasta el 2024

Proyectar a futuro y construir para el éxito –más allá de la actual campaña– es crucial en la NFL. Es lo que hacen los mejores equipos para mantenerse en la cima de las posiciones. Entonces, ¿cuáles equipos están mejor preparados para acumular victorias y mostrar progreso constante en los siguientes años?

Para proyectar cuáles franquicias de la NFL están en mejor forma para las siguientes tres temporadas (del 2022 hasta el 2024), pedimos a nuestro panel de expertos —Jeremy Fowler, Louis Riddick, Seth Walder y Field Yates— calificar la situación de quarterback, la plantilla restante (descontando a los pasadores), habilidad en el reclutamiento, directiva y grupo de coaches, empleando la siguiente escala:

Después de promediar los resultados de los panelistas, cada una de las cinco categorías fue evaluada para crear una calificación global: plantilla (30 por ciento), quarterback (20 por ciento), draft (15 por ciento), directiva (15 por ciento) y coaches (20 por ciento). El resultado es un ranking comprehensivo con base en cuán bien está posicionado cada equipo para el futuro. Nuestros expertos profundizaron con un análisis adicional para cada uno de los 32 clubes, comentando cobre las mayores preocupaciones, las estadísticas que hay que conocer, y lo que podría cambiar en los años venideros, además de justificar por qué cada equipo aterrizó en su puesto dentro del ranking.

Nota: las calificaciones globales son redondeadas a la décima más próxima.

Calificación global: 90.4

¿Por qué aparecen aquí? Brandon Beane ha impartido una clase magistral para la construcción de una plantilla desde que se convirtió en gerente general de los Bills en el 2017. Las bases de esta plantilla se establecieron a través del draft, sin embargo, hemos visto giros calculados en el mercado de agentes libres y canjes, siendo la operación más prominente la llegada del receptor abierto Stefon Diggs. La plantilla está llena de talento, el entrenador en jefe Sean McDermott es excepcional y los Bills están prestos a dar un importante paso adelante este año. — Yates

Mayor preocupación: La gran incógnita el año pasado era la presión al pasador y si los novatos Greg Rousseau y Boogie Basham podían sacar la casta y aportar un impulso oportuno cuando el equipo más lo necesitara. A pesar de que los Bills terminaron en el puesto N° 11 en total de capturas y sexto en promedio de presiones al pasador exitosas, la defensiva de Buffalo no pudo despegar cuando lo requería, justo en los tramos finales del partido de playoffs que terminó en una derrota ante los Chiefs. ¿Qué significa todo esto? Para que Buffalo pueda superar ese bache, necesita que su defensiva (tanto al frente como su cobertura) aporte cuando más importa. Y aún está por verse si es capaz de hacerlo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Buffalo debe elevar su ofensiva con una reforma importante de su ataque terrestre. El mariscal de campo Josh Allen es un gran corredor, sin embargo, ha recibido muchos impactos después de 422 acarreos en los últimos cuatro años. Tomar en el draft a James Cook y contratar a Duke Johnson debería ayudar a un sistema de pases rápidos, creando duelos favorables. Adicionalmente, los veteranos Devin Singletary y Zack Moss aportan estabilidad. A la defensiva, los Bills deben tomar decisiones difíciles en lo contractual con Tremaine Edmunds y Jordan Poyer, que serán agentes libres en el 2023. — Fowler

La estadística que debes conocer: En la temporada pasada, el apoyador Von Miller, que jugaba en aquel entonces con los Rams, registró el mejor promedio de presiones al pasador ganadas en una postemporada (41.5 por ciento) entre todos los jugadores en la historia de la estadística (desde el 2017). Miller, que ahora forma parte de los Bills, es una incorporación importante a la que ya era la mejor defensiva contra el pase de la NFL el año pasado en puntos esperados por jugada. Sin embargo, Miller tiene 33 años de edad, razón por la cual su repercusión podría verse limitada al corto plazo. — Walder

Calificación global: 88.5

¿Por qué aparecen aquí? No hay otro equipo con una mejor combinación de entrenador en jefe y mariscal de campo que Kansas City. Los Chiefs han dominado la AFC por cuatro años consecutivos y se perfilan para seguir en la pelea en el futuro inmediato. Sin embargo, sería una simplificación excesiva si nos limitamos a analizar la grandeza de Andy Reid y Patrick Mahomes, ya que la plantilla de Kansas City presume contar con una de las mejores líneas ofensivas de la NFL, una defensiva con piezas jóvenes e interesantes y una sostenibilidad general de la franquicia producto de un compromiso férreo que va de arriba abajo. — Yates

Mayor preocupación: El gerente general Brett Veach tomó algunas decisiones difíciles para esta temporada baja, permitiendo la salida del profundo Tyrann Mathieu como agente libre y canjeando al receptor abierto Tyreek Hill a los Dolphins, al no poder llegar a un acuerdo para una extensión contractual. La incógnita con miras al futuro siempre es la misma para un equipo con expectativas tan altas: ¿Los nuevos jugadores de los Chiefs, como el receptor Marquez Valdes-Scantling y el profundo Justin Reid, son las piezas apropiadas dentro y fuera del terreno para un equipo que tiene récord combinado 38-11 entre las últimas tres temporadas? – Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Los Chiefs parecen requerir de algunos jugadores a la defensiva. Podrían necesitar un esquinero veterano que juegue junto con L’Jarius Sneed y el novato Trent McDuffie. Un jugador adicional en la presión al pasador y un apoyador medio podrían hacer mucho. A la ofensiva, vale la pena seguir de cerca la situación de Orlando Brown Jr. luego de que ambas partes no pudieron acordar un nuevo contrato, haciendo que el tackle ofensivo juegue con la etiqueta de jugador franquicia en el 2022. Esto complica la situación para la próxima temporada baja, cuando ambas partes se sienten a renegociar. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Chiefs ocuparon el segundo puesto en promedio de bloqueos de pase ganados en el 2021 (67.8 por ciento). A pesar de que Kansas City está reconstruyendo su posición de receptor, la inversión hecha en su línea ofensiva durante la pasada temporada baja debería brindarle a Mahomes una sólida protección en los próximos años. — Walder

Calificación global: 87.7

¿Por qué aparecen aquí? La mayor parte de la atención que se le presta a los Packers a nivel nacional tiene que ver con la última hora del caso Aaron Rodgers, sin embargo, un análisis más profundo nos revela una de los mejores plantillas de la NFL. El excelente ojo clínico del gerente general Brian Gutekunst para identificar talento es inconfundible. Rodgers tiene un compromiso contractual por tres temporadas más (la ventana que analizamos en esta nota) y si bien ha dejado en claro que la idea del retiro le ha pesado fuertemente, este equipo está listo para competir por una plaza en el Super Bowl con su histórico mariscal de campo como pieza fundamental. — Yates

Mayor preocupación: Si bien es cierto que la situación de su mariscal de campo está resuelta/segura para el corto plazo con el nuevo contrato de Rodgers, no cambia el hecho de que sigue siendo la mayor interrogante con miras al futuro. Con la salida de Davante Adams rumbo a Las Vegas y un grupo de receptores que pasa por un proceso de reconstrucción sustancial, nadie sabe cuándo el dueño actual del premio al Jugador Más Valioso dirá que ha sido suficiente y anuncie su retiro. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Green Bay debe resolver el futuro de Jordan Love. Él quiere jugar, sin embargo, los Packers no han mostrado mucha confianza en el mariscal de campo que jugará su tercera temporada en la NFL. Love, elegido en la primera ronda del Draft 2020 tiene un talento inmenso y el equipo debería tener para el próximo año una idea clara de por cuánto tiempo seguiría jugando Rodgers y si Love está listo para reemplazarlo a tiempo completo. Asimismo, Green Bay debe decidir qué figuras destacadas (el apoyador Rashan Gary, el profundo Adrian Amos y el liniero ofensivo Elgton Jenkins) serán los próximos en recibir ofertas económicas. — Fowler

La estadística que debes conocer: Jaire Alexander fue líder entre los esquineros exteriores en yardas de cobertura por jugada en el 2020 con 0.7, superando a Jalen Ramsey por ligero margen, de acuerdo a las Next Gen Stats de la NFL. Un Alexander sano podría ser el componente clave de la que podría ser en el futuro una feroz defensiva de los Packers. — Walder

Calificación global: 87.7

¿Por qué aparecen aquí? Los campeones reinantes del Super Bowl se merecen muchos elogios por tantas cosas, no obstante, siempre vuelvo a este mismo punto: el gerente general Les Snead identificó que este equipo estaba a punto de alcanzar la grandeza a principios de la temporada baja pasada, comprometiéndose a hacer todo lo posible para ganar en grande de inmediato. Su decisión quedó reivindicada con su triunfo del Super Bowl pasado; aunque el equipo de Los Angeles no tiene proyecciones de retroceder pronto. Los Rams están llenos de talento, tienen un cuerpo de entrenadores increíble y su gerencia es astuta. A pesar de que no hacen grandes selecciones en el draft (al menos en las rondas más importantes), los Rams se merecen más crédito del que reciben por sus decisiones en el draft. — Yates

Mayor preocupación: La preocupación actual es la capacidad que tenga la gerencia para seguir eligiendo bien en el draft y desarrollar profundidad más allá de la primera ronda, todo con la finalidad de apoyar una plantilla ya repleto de calidad. Considerando que el tackle defensivo Aaron Donald, el mariscal de campo Matthew Stafford, el esquinero Jalen Ramsey y el apoyador Leonard Floyd acaparan 105 millones de dólares del tope salarial para el 2023 (dentro de un año), es obligatorio armar profundidad con jóvenes a un costo módico. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? ¿Quién será el próximo gran jugador presionando al quarterback que servirá de complemento a Donald? La operación Von Miller funcionó porque Miller hizo cosas dignas de Miller en los playoffs. Ahora que Miller partió (y los Rams obtuvieron esa cotizada selección compensatoria del draft por dejarlo ir), Los Angeles está obligado a conseguirle un sustituto. Floyd es capaz, y quizás Justin Hollins pueda asumir un rol a tiempo completo en la presión al pasador con solvencia. Pero Donald, a pesar de su calidad, podría necesitar más ayuda con 31 años a cuestas. — Fowler

La estadística que debes conocer: Ningún otro equipo tuvo una brecha mayor entre puntos agregados esperados por pase y puntos agregados esperados por acarreo en la temporada pasada (hasta el Super Bowl) que los Rams (0.29), que fueron dramáticamente mejores a la hora de lanzar el balón. En otras palabras, esta ofensiva sí tiene margen de mejora si los Rams mantienen el ovoide en manos de Stafford con mayor frecuencia. — Walder

Calificación global: 86.6

¿Por qué aparecen aquí? El ascenso de los Chargers desde la selección de Justin Herbert en el draft debe seguir este año, ya que el equipo no sólo debería ver a su prodigioso mariscal de campo dar otro paso adelante, sino también experimentar mejoras en su juego a ambos lados del balón luego de una temporada baja agresiva. Y si bien la presencia de Herbert despierta optimismo por sí sola, los Chargers también cuentan con una colección de piezas altamente cotizadas que conformarán su núcleo del futuro. Ésta podría ser la temporada en la que los Chargers se gradúan para llegar a la categoría de equipos de élite en la NFL. — Yates

Mayor preocupación: Que conste en actas que soy seguidor de Brandon Staley. Dicho lo anterior, su estilo táctico agresivo, analítico y basado en las probabilidades no es para los débiles cardiacos. Se podría argumentar que algunas decisiones tomadas/riesgos asumidos en varios partidos les pasaron factura en el 2021, aunque los Chargers impusieron un récord en una temporada de la NFL con 22 conversiones exitosas en cuartas oportunidades en un total de 34 intentos. Staley seguirá siendo la mayor incógnita hasta tanto sea capaz de conducir a esta plantilla de gran calidad a los playoffs y triunfar en estas instancias. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Otorgarle una extensión sustancial a Herbert durante los próximos dos años podría limitar la cantidad de figuras complementarias que los Chargers se pueden costear. Los Chargers cuentan con siete figuras que impactan el tope salarial del 2022 en al menos 8 millones, con el receptor abierto Keenan Allen (19.2 millones) y el apoyador Joey Bosa (28.3 millones) ocupando prácticamente la cuarta parte del tope salarial del equipo. Los Chargers tienen una de las mejores plantillas de la liga, pero deben aplicar la creatividad para mantener ese nivel, comenzando con el profundo Derwin James Jr, que pronto tendrá en manos un nuevo contrato que cambiará las condiciones del mercado. — Fowler

La estadística que debes conocer: El esquinero J.C. Jackson quedó en el segundo puesto, solo superado por A.J. Terrell, entre los esquineros exteriores en la estadística de puntos esperados permitidos (-27.1) de acuerdo a las Next Gen Stats de la NFL. Adicionalmente, Kyle Van Noy fue líder entre los apoyadores con al menos 200 jugadas de cobertura en yardas de cobertura permitidas (0.4). Los dos ex jugadores de los Patriots deberían ayudar a impulsar una unidad defensiva que tuvo una actuación muy discreta la campaña pasada. — Walder

Calificación global: 85.6

¿Por qué aparecen aquí? El futuro de los Bengals quedó en claro tras su clasificación al Super Bowl a pesar de contar con una plantilla tan joven. El gerente general Duke Tobin ha sido el arquitecto de algunos drafts excepcionales en fechas recientes (su selección más importante fue la del mariscal de campo Joe Burrow, N° 1 global en el 2020), al tiempo que ha hecho algunas improbables incursiones en los recientes mercados de agentes libres. Los Bengals presumen contar con una de las ofensivas más explosivas de la NFL y debería hacer avances decisivos en los próximos años. Un escenario de pesadilla para sus rivales. — Yates

Mayor preocupación: Hace un año, afirmé que los Bengals no tendrían éxito si no protegían a Burrow. Estaba equivocado. La ofensiva de los Bengals permitió 55 capturas en el 2021 (ocupando el puesto N° 30 de la NFL en dicha categoría) y a pesar de ello, quedó a una jugada de levantar el Trofeo Vince Lombardi. De todos modos, esa jugada terminó en una captura contra Burrow. Tengan en mente estos nombres para el futuro cercano: el centro Ted Karras, el guardia Alex Cappa y el tackle ofensivo La’el Collins. Si pueden mantenerse sanos y jugar de acuerdo con su potencial, los Bengals ganarán un Super Bowl en los próximos tres años. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Podría ser hora de dar prioridad al talento formado en casa, por encima de los agentes libres. Los Bengals reforzaron su plantilla en años recientes con los agentes libres Trey Hendrickson, Chidobe Awuzie y D.J. Reader. Pero Cincinnati también ha hecho unos buenos drafts, y ahora jugadores tales como el profundo Jessie Bates III miran como se remunera a los agentes libres mientras los primeros no obtienen una extensión contractual (Bates juega este año bajo la etiqueta de jugador franquicia). Este tema sólo se hará más evidente en los casos de figuras como Ja’Marr Chase y Burrow, entre otros. — Fowler

La estadística que debes conocer: Burrow fue líder de la NFL en porcentaje de pases completos por encima de lo esperado (+6 por ciento) la temporada pasada. Si bien persisten las incógnitas con respecto a la habilidad de Burrow para evitar las capturas (una de las razones por las cuales quedó en el puesto N° 12 del índice total de pasador) el hecho de que cuenta con una precisión tan sólida es una excelente señal para el futuro de Cincinnati. — Walder

Calificación global: 85.1

¿Por qué aparecen aquí? El presente ejercicio gira en torno al futuro, sin embargo, a veces el espejo retrovisor puede ser útil. Baltimore ha ganado al menos ocho partidos en todas las temporadas desde el 2008 con la excepción de una, lo que sirve de testimonio de una organización estructuralmente sólida. Baltimore opera constantemente bien en el draft, se maneja astutamente en el mercado de agentes libres y tiene una gran habilidad para entender cuándo retener o dejar ir jugadores. Y aunque todavía no tienen un acuerdo asegurado a largo plazo, todo apunta a que Lamar Jackson será la pieza central de los Ravens en los próximos años. Cuando está en su mejor momento, las defensivas rivales no tienen respuesta para el mariscal de campo más dinámico de la NFL. — Yates

Mayor preocupación: Las preocupaciones que tenía en el 2021 con respecto al ataque aéreo de los Ravens se mantienen, ya que no han hecho nada en lo táctico o con su plantilla que me lleven a creer que mejorarán significativamente en el 2022 y más allá. Sin embargo, la preocupación ahora se centra en los acarreos, específicamente en la salud de los corredores J.K. Dobbins y Gus Edwards. No se puede esperar que Jackson lleve los acarreos como lo ha hecho hasta ahora en su carrera. No sólo este equipo seguirá viendo los toros desde la barrera en los partidos importantes de playoffs, sino que también se arriesga a recortar la carrera de Jackson con una cantidad de impactos cada vez mayor. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Esto es fácil. Baltimore tiene que concretar el futuro de Jackson con la franquicia. ¿Lograrán los Ravens asegurar sus servicios mediante una extensión o irán año tras año con la etiqueta de jugador franquicia? ¿Se sentirán cómodos pagándole un gran sueldo de mariscal de campo siendo una amenaza por tierra, aunque con riesgo de lesionarse debido a su estilo de juego? Parece que todas las opciones están sobre la mesa. Todo el sistema ofensivo gira alrededor de Jackson, así que una decisión más temprana que tarde ayudará a Baltimore a planificar en consecuencia, con jugadores que puedan moldearse en torno al Jugador Más Valioso de la temporada 2019. — Fowler

La estadística que debes conocer: La última temporada completa del tackle ofensivo Ronnie Stanley (2019) fue excepcional. Se ubicó entre los siete mejores en promedios de bloqueos de pase ganados (94 por ciento, cuarto puesto) y bloqueos de acarreo ganados (78 por ciento, séptimo). Si Baltimore logra mantener sano a Stanley, será un factor muy importante; especialmente considerando que el 2019 fue el mejor año para la ofensiva de los Ravens. — Walder

Calificación global: 84.7

¿Por qué aparecen aquí? Evaluar a un equipo de la talla de Tampa Bay es un acto de equilibrismo, porque todos sabemos que el futuro de Tom Brady actualmente se decide in extremis año tras año y no tiene contrato para el 2023. Sin embargo, el panorama de Tampa Bay a corto plazo le muestra con posibilidades de meterse en la pelea para jugar otro Super Bowl y eso pesa fuertemente en este cálculo, aparte de que la plantilla conformada por el gerente general Jason Licht tiene mucha calidad. Si el estatus de Brady cambia en el 2023, Tampa Bay tendrá en sus manos la búsqueda de un nuevo mariscal de campo que podría incluir a Kyle Trask, elegido en la segunda ronda del Draft 2021. — Yates

Mayor preocupación: Todas las miradas están puestas sobre la situación de Brady de una temporada a la próxima. No hay forma de cuantificar el efecto que tendría su retiro sobre toda la organización; y cuando se suma la incertidumbre, por mínima que sea, sobre la llegada de Todd Bowles como entrenador en jefe en sustitución de Bruce Arians, el futuro será una combinación de emoción y retos para los Buccaneers en lo que respecta a los dos puestos más importantes de cualquier organización de fútbol americano profesional. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Ya hemos hablado un poco de ello, pero esto es obvio. Los Buccaneers tendrán que asegurar el plan de sucesión de Brady, que será agente libre en el 2023. Tampa Bay podría ir en cualquier dirección y el Draft 2023 estará repleto de quarterbacks. La plantilla tiene calidad suficiente como para asegurarse un agente libre o un veterano a través de un canje. Después de todo, ese plan funcionó hace dos años para adquirir a Brady. — Fowler

La estadística que debes conocer: El flamante receptor abierto de los Buccaneers, Russell Gage, ocupó el puesto N° 16 entre los receptores con al menos 150 rutas recorridas en yardas recibidas por ruta contra cobertura personal (2.6). Si Gage tiene que dar el paso para ser el segundo receptor mientras Chris Godwin se recupera de una lesión de ligamentos, ha demostrado que es capaz de producir. — Walder

Calificación global: 82.8

¿Por qué aparecen aquí? Indianapolis cuenta con liderazgo sólido, gracias al gerente general Chris Ballard y el entrenador en jefe Frank Reich. La plantilla de los Colts tiene jugadores capaces de marcar diferencia tanto a la ofensiva como a la defensiva, incluyendo el guardia Quenton Nelson y el apoyador Darius Leonard. El mayor reto de los Colts radica en ver si el mariscal de campo Matt Ryan tiene la calidad suficiente para llevar a este equipo a ganar en los playoffs. El veterano fue adquirido mediante un canje esta temporada baja para ayudarles a lograr precisamente eso. — Yates

Mayor preocupación: Este es mi equipo para tener presente en el 2022 y más allá, sin embargo, mi mayor preocupación radica en la salud/disponibilidad de jugadores y colaboradores clave. Eso incluye al receptor abierto Parris Campbell, el tackle ofensivo novato Bernhard Raimann, el esquinero Stephon Gilmore y el profundo Julian Blackmon. Si pueden jugar temporadas completas bajo su nivel normal de efectividad, creo que los Colts están listos para llegar lejos en los playoffs en el futuro previsible. Para hacerlo, sus jugadores clave deben mantenerse en el campo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? La atención se centrará en el futuro de los Colts en la presión al pasador. Kwity Page tuvo un año de novato relativamente discreto y Yannick Ngakoue, recientemente adquirido de Las Vegas mediante un canje, será agente libre en el 2023. Los Colts deben averiguar si esta pareja representa una solución a largo plazo. Y a la ofensiva, Indianapolis necesita que un jugador complementario como Campbell, el corredor Nyheim Hines o el receptor Ashton Dulin, brille en el 2022. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Colts (liderados por el corredor Jonathan Taylor) ostentó un promedio de 0.1 puntos esperados agregados por acarreo diseñado en el 2021, el mejor registro de la NFL y un promedio notablemente fuerte. Si bien los datos sugieren que los pases suelen ser más efectivos que los acarreos, los Colts fueron una franquicia más eficiente en sus acarreos que 18 equipos (incluyendo los propios Colts) con los pases. Si se corre tan bien, no hay problema en seguir entregando el balón a los corredores. — Walder

Calificación global: 82.6

¿Por qué aparecen aquí? Es irresponsable tener una conversación sobre la plantilla de los Browns que sólo gire alrededor de lo deportivo, cuando su jugador mejor pagado (el mariscal de campo Deshaun Watson) se enfrenta a cuatro demandas civiles por conducta inapropiada, luego de haber concretado 20 arreglos extrajudiciales por acusaciones similares. Un castigo de magnitud significativa no sorprendería a nadie en estos momentos, aunque no hay un cronograma definido para que la NFL publique su decisión posterior a la investigación. Los Browns poseen, en teoría, una de las mejores plantillas de la liga con una buena combinación de estrellas formadas en casa (el ala defensiva Myles Garrett, el esquinero Denzel Ward) y adquisiciones externas (el guardia Wyatt Teller, el receptor Amari Cooper) que hacen que este equipo esté cerca de rozar la excelencia. — Yates

Mayor preocupación: El año pasado, me preocupaba la valoración a largo plazo del mariscal de campo Baker Mayfield; no obstante, su rendimiento en el 2021 (que probablemente se vio afectado por las lesiones) llevó a los Browns a tomar una dirección distinta y adquirir a Watson. Pero nadie sabe cuándo lo veremos sobre el terreno y cómo será el nivel de su regreso. Por ello, Jacoby Brissett podría liderar esta ofensiva en el corto plazo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Los Browns pueden darle prioridad a su ataque aéreo con más ayuda externa. Con un nuevo mariscal de campo para el 2022, requerirán de refuerzos en la posición de receptor para apoyar a Cooper. Cleveland, conocido por sus proezas en los acarreos, intentó 520 pases el año pasado, sexto menor registro de la NFL. Todos los equipos de este rango no cuentan con un mariscal de campo de primer nivel o sufrieron lesiones en esta posición el año pasado. Unos ajustes en la fórmula ofensiva en los próximos años ayudarán mucho a Cleveland. — Fowler

La estadística que debes conocer: El corredor Nick Chubb ha registrado al menos 0.9 yardas por encima de lo esperado en acarreos en todas las temporadas de su carrera, de acuerdo a las Next Gen Stats de la NFL. En otras palabras: los Browns cuentan con uno de los corredores más confiables de la liga. — Walder

Calificación global: 82.6

¿Por qué aparecen aquí? Esta valoración podría ser demasiado baja a criterio de algunos, ya que los 49ers se quedaron el año pasado en la antesala del Super Bowl y contarán con un equipo que volverá a tener a gran parte de sus colaboradores más importantes. San Francisco es un equipo increíblemente bien entrenado, mientras que la gerencia cuenta con recursos y capacidad suficientes para encontrar talento. La gota que derrama el vaso de los 49ers con miras al futuro es el mariscal de campo Trey Lance, y si valida la decisión del equipo de hacer un canje para adquirirlo en el Draft 2021, este equipo ascenderá en nuestro ranking. — Yates

Mayor preocupación: Aquí puedo cortar y pegar mi preocupación sobre los 49ers del 2021 en este mismo espacio para el 2022: el desarrollo y utilización de Lance. Sigo creyendo que es una pieza que encaja perfectamente en la ofensiva de los 49ers, sin embargo, existen muchas interrogantes sobre cómo podría funcionar. A pesar de ello, mantengo mi optimismo porque encaja demasiado bien dentro del esquema táctico del equipo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Fortalecer la línea ofensiva interior. El grupo conformado por el guardia Colton McKivitz, el centro Jake Brendel y el guardia Daniel Brunskill suma 47 partidos como titulares de por vida, con Brunskill con 40 de ellos. A pesar de todo el debate sobre la renovación del receptor abierto Deebo Samuel, que es crucial, esta área podría ser igual de importante. Los jóvenes mariscales de campo tienen pocas probabilidades de éxito si no tienen ayuda frente a ellos. — Fowler

La estadística que debes conocer: De acuerdo a las Next Gen Stats de la NFL, los 49ers son líderes de liga en yardas después de la recepción por jugada y yardas después de la recepción sobre lo esperado por recepción en dos temporadas consecutivas. Ese es el resultado del esquema táctico y el talento de sus jugadores, aunque es válido decir que el entrenador en jefe Kyle Shanahan ubica a sus jugadores en posición de ganar yardas después de atrapar el balón. — Walder

Calificación global: 81.7

¿Por qué aparecen aquí? Hemos elogiado a los Broncos por su núcleo de jóvenes talentosos y una sólida trayectoria en el draft durante algunos años. El juego de mariscal de campo ha sido la “verruga proverbial” de la franquicia, un problema que ya no existe después de firmar a Russell Wilson. Wilson está buscando volver a estar en forma después de que una lesión en el dedo afectó su temporada del 2021, y lo frenara en el 2020. Muchos de los elementos están ya fijos para que Denver regrese a los playoffs este año, y sea un factor importante en el futuro. — Yates

Mayor preocupación: La AFC Oeste, sin duda, será una de las mejores –si no la mejor– divisiones de la NFL en el 2022 y más allá, y cuando busco ventajas competitivas de un equipo a otro, lo primero que miro son sus entrenadores. Los Broncos tienen un entrenador en jefe novato, un coordinador ofensivo novato y un coordinador defensivo novato, mientras que el resto de los equipos de la división cuentan con Andy Reid, Steve Spagnuolo, Josh McDaniels, Patrick Graham, Brandon Staley y Joe Lombardi. Cuando los juegos estén cerrados y se requiera una última posesión o decisión crítica, estaré observando el proceso que usa el entrenador de los Broncos, Nathaniel Hackett. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? ¿Puede Denver crear un matrimonio exitoso entre Wilson y Hackett? Hackett esperará que su toque ofensivo, uno que ayudó a Rodgers a obtener premios como Jugador Más Valioso en años consecutivos consecutivos con Green Bay desde el puesto de coordinador ofensivo, impulse a Wilson, quien estaba ansioso por una nueva ofensiva después de años en un esquema primordialmente terrestre en Seattle. Wilson, a pesar de sus instintos, jugadas explosivas y destreza con los balones profundos, no es conocido por deshacerse del balón rápidamente, lo que resulta en demasiadas capturas. El desafío para Hackett será hacerle la vida más fácil a su mariscal de campo con lanzamientos rápidos y manejables. — Fowler

La estadística que debes conocer: El esquinero Pat Surtain II registró la mejor cifra de puntos esperados agregados (-21.8 negativos) entre los esquineros externos novatos desde el inicio de NFL Next Gen Stats (2016-presente). Superó a Denzel Ward, Marlon Humphrey, Tre’Davious White y Marshon Lattimore en sus temporadas de novato para encabezar la lista, demostrando que tiene potencial de superestrella. — Walder

Calificación global: 81.3

¿Por qué aparecen aquí? Si bien los Patriots están más abajo de lo que estamos acostumbrados a verlos, este equipo tiene la posibilidad de tender hacia arriba nuevamente en el futuro cercano. El entrenador en jefe Bill Belichick les da una ventaja inherente, y el mariscal de campo de segundo año Mac Jones es uno de mis candidatos para Jugador Revelación de la NFL en el 2022. Soy optimista con Jones, no solo por lo que hace bien en el campo, sino también por el liderazgo que muestra y que puede marcar el ritmo de una franquicia. Una de las principales preguntas del equipo de cara a esta temporada es quién trabajará más cerca de Jones como el encargado de las jugadas ofensivas, ya que no se ha revelado públicamente ningún plan para reemplazar a Josh McDaniels. — Yates

Mayor preocupación: La falta de explosividad de los Patriots en el exterior fue preocupante al comienzo de la temporada pasada, pero estoy más preocupado este año por quién estará al oído de Jones en lo que respecta a su desarrollo y las jugadas. Esa continuidad, relación y química no es fácil de duplicar, y dado que los entrenadores que Belichick aparentemente está eligiendo para tomar el lugar de McDaniels, incluidos los asistentes ofensivos Joe Judge y Matt Patricia, tengo serias preocupaciones. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? A New England le vendría bien una infusión de velocidad en defensiva. Hablé con algunos equipos en la actual temporada baja que pensaron que los Patriots, aunque fuertes a la defensiva, parecían estar un paso más lento hacia el balón durante la recta final del año pasado. Los jóvenes Josh Uche y Kyle Dugger deben continuar desarrollándose. Y a Jones también le vendría muy bien un arma más a la ofensiva, preferiblemente en el puesto de receptor externo. — Fowler

La estadística que debes conocer: Entre los receptores con al menos 300 rutas recorridas, Kendrick Bourne ocupó el quinto lugar en la tasa de recepción por encima de las expectativas (9 por ciento) y el cuarto en yardas después de la recepción por encima de las expectativas (156). Bourne tuvo solo 70 objetivos, pero ese tipo de números subyacentes sugieren que probablemente debería obtener más. — Walder

Calificación global: 80.8

¿Por qué aparecen aquí? Cuando tienes a Mike Tomlin como entrenador en jefe, siempre vas a recibir el beneficio de la duda. Los Steelers dirigen uno de los barcos más estables y el liderazgo de Tomlin se encuentra entre los aspectos más críticos de la operación. Dos retiros notables tuvieron lugar esta temporada baja para Pittsburgh, que impactarán en cómo le va a este equipo en el futuro: el destacado gerente general Kevin Colbert y el mariscal de campo Ben Roethlisberger. Ya sea Mitch Trubisky o Kenny Pickett, la transición al mariscal de campo decidirá cuán lejos puede llegar este equipo en las próximas tres temporadas. — Yates

Mayor preocupación: Se trata del coordinador ofensivo Matt Canada y su capacidad para diseñar, enseñar, desarrollar, refinar y hacer evolucionar su sistema ofensivo, y aprovechar las habilidades de su nuevo grupo de mariscales de campo. Con demasiada frecuencia en el 2021, parecía que no maximizaba lo que estaba funcionando desde una perspectiva de personal. Los Steelers necesitan corregir eso en el futuro. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Esta línea ofensiva todavía necesita trabajo. Los Steelers lo abordaron esta temporada baja al firmar a los agentes libres James Daniels y Mason Cole. Pero, los Steelers de ‘Big Ben’ fueron excelentes por última vez, con selecciones altas en el draft como David DeCastro, Maurkice Pouncey y Marcus Gilbert protegiendo a Roethlisberger. La mayoría de los que más cobran para los Steelers son a la defensiva, así que ya toca gastar más al otro lado del balón. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Steelers tuvieron el tiempo más rápido para lanzar (2.40 segundos) y las segundas yardas aéreas más cortas por objetivo (6.6) en 2021. Si bien perdieron a Roethlisberger, un nuevo mariscal de campo no restringirá la ofensiva. a un juego de pase ultrarrápido y ultracorto. — Walder

Calificación global: 80.5

¿Por qué aparecen aquí? No estoy seguro de que otro jugador tenga más impacto en lo lejos que su equipo puede llegar esta temporada, que el mariscal de campo Jalen Hurts. Si Hurts consolida su lugar, esta clasificación parecerá demasiado baja. Esta plantilla es realmente buena, el entrenador en jefe Nick Sirianni asimiló a su papel de inmediato el año pasado, y el gerente general Howie Roseman es un ingenioso diseñador de plantillas. — Yates

Mayor preocupación: Suponiendo que la gerencia tiene a la persona que quiere dirigiendo el espectáculo en Sirianni, la gran pregunta/preocupación es si los Eagles tienen al mariscal de campo que pueda aprovechar lo que parece ser una ofensiva bien construida y una defensiva que debería ser mucho mejor en los tres niveles. Después de las incorporaciones de veteranos y selecciones inteligentes de draft, ahora Hurts debe brillar. Porque, si no lo hace, Philadelphia tiene el capital del draft para ir a buscar a alguien más en el 2023. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Como señalaron Field y Louis, los Eagles tienen que decidir si Hurts y Sirianni pueden prosperar a largo plazo. A pesar de todos los aspectos positivos de Hurts –intangibles, dureza y mejoría consistente–, subsiste una pregunta: ¿puede conducir el balón campo abajo de manera lo suficientemente consistente como para que Sirianni ejecute la ofensiva que quiere? Por momentos, la respuesta es sí. Pero en el juego de playoffs contra Tampa Bay, la respuesta fue un no rotundo. Descubrir eso en los próximos 17 juegos ayudará a Philly a trazar su camino de quarterback. A la defensiva, los Eagles también podrían necesitar ayuda en la posición de safety. ¿Quizás viene otro movimiento por parte de Roseman? — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Eagles se clasificaron entre los cinco primeros en tasa de victorias de bloqueo en jugadas de pase (67 por ciento), tasa de victorias de bloqueo en jugadas de carrera (74 por ciento) y tasa de victorias contra boqueos en jugadas de pase (49 por ciento) la temporada pasada. También, agregaron al especialista en cazar quarterbacks, Haason Reddick, en la agencia libre. Philadelphia es una fuerza en las trincheras. — Walder

Calificación global: 79.5

¿Por qué aparecen aquí? Si bien los Saints están listos para embarcarse en la era post-Sean Payton, una cosa no ha cambiado: New Orleans tiene una directiva innovadora y agresiva que no teme ser audaz. Los Saints tienen muchos de sus jugadores clave firmados por al menos tres temporadas más, y deberán mantenerse como una de las mejores defensivas de la liga durante ese período. La partida de Payton no debe ignorarse (Dennis Allen asumió el cargo de entrenador en jefe), pero si New Orleans obtiene un juego sólido de mariscal de campo, está configurado para mantenerse en la comptencia por los playoffs. — Yates

Mayor preocupación: Todavía se reduce a la posición de quarterback para este equipo, tanto en el 2022 como más adelante. ¿Cómo regresará Jameis Winston de la rotura de ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda que puso fin a su temporada del 2021? Me sentiría mejor si Payton siguiera tomando las decisiones, pero con Allen ahora dirigiendo el espectáculo y el coordinador ofensivo Pete Carmichael en pleno control de la ofensiva, los Saints están en territorio desconocido por primera vez en mucho tiempo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? New Orleans tiene que maximizar una línea ofensiva talentosa. El éxito de la ofensiva dependerá, en parte, de si los Saints pueden mantener intacto el núcleo de la línea defensiva. Mientras que el guardia Cesar Ruiz lleva dos años de su contrato de novato, Erik McCoy, uno de los mejores centros del juego, está listo para la agencia libre de 2023. El guardia Andrus Peat tiene un impacto contra el tope salarial de 18.3 millones de dólares en el 2023. Y se espera que el recluta de primera ronda, Trevor Penning. gane el puesto de tackle izquierdo titular más temprano que tarde después de que Terron Armstead firmó con Miami. Afortunadamente para los Saints, el tackle derecho Ryan Ramczyk está firmado por las próximas cinco temporadas. — Fowler

La estadística que debes conocer: Winston habría clasificado cuarto en QBR en el 2021 (64.4) si hubiera jugado lo suficiente para calificar y, por supuesto, si hubiera mantenido su mismo nivel de rendimiento. Ha sido convertido en un subestimado en esta etapa de su carrera, y aún tiene potencial para cumplir como quarterback de los Saints. — Walder

Calificación global: 79.4

¿Por qué aparecen aquí? La temporada regular del 2021 es una especie de encarnación de los Titans. No hay que descontarlos, incluso cuando están abajo El equipo no ha tenido un récord perdedor con Mike Vrabel como entrenador en jefe y tiene una identidad indiscutible como un equipo físico y directo que no desaparecerá en el corto plazo. Pero con el traspaso del receptor A.J. Brown, el mariscal de campo Ryan Tannehill jugando por debajo de su propio estándar en el 2021, y el corredor Derrick Henry saliendo de una lesión importante en el pie derecho, la ofensiva deberá responder algunas preguntas que persisten actualmente. — Yates

Mayor preocupación: El camino hacia el Super Bowl, en algún momento, es un camino que implica tomar vuelo y poner el balón en el aire. A pesar de cuán efectivo y eficiente ha sido Tannehill en la temporada regular desde que asumió el rol de mariscal de campo titular del equipo en el 2019, ha lanzado para un promedio de solo 150.8 yardas por juego en cinco aperturas de playoffs para los Titans, con siete touchdowns y cinco intercepciones. Su QBR bajó de 72.6 en el 2020 a 55.9 en el 2021, y ahora el grupo de receptores abiertos está siendo revisada. Eso no me da la confianza de que las cosas van a cambiar para mejor en el corto plazo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Lo que Tennessee haga con su dinero en el próximo año será significativo. El disruptivo tackle defensivo Jeffery Simmons es un candidato a cobrar este verano. Henry, a quien le quedan dos años, podría estar en línea para un aumento. Luego, un puñado de destacados bajo contratos de novatos, incluido el profundo Amani Hooker, el apoyador David Long Jr. y el guardia Nate Davis, están listos para la agencia libre de 2023. Estos son buenos problemas para tener, ya que los cinco jugadores son talentos locales, pero con aproximadamente 12 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial, Tennessee debe asignar sabiamente. — Fowler

La estadística que debes conocer: Las yardas terrestres de Henry sobre la expectativa por acarreo (según NFL Next Gen Stats) tuvieron una caída abrupta en 2021 de más de una yarda por acarreo en cada uno de 2018, 2019 y 2020 a solo 0.05 en 2021. Si eso es una señal de declive para el corredor de 28 años, podría significar un gran problema para la ofensiva de los Titans en el futuro. — Walder

Calificación global: 78.5

¿Por qué aparecen aquí? Pocos equipos tuvieron una temporada baja más notable que Las Vegas, que contrató a un nuevo entrenador en jefe y gerente general, adquirió en canje a uno de los mejores jugadores de la liga en Davante Adams y firmó a un temido cazamariscales en Chandler Jones. Sinceramente, si los Raiders no estuvieran en la AFC Oeste, este rango podría ser mucho más alto. La realidad es que durante los próximos tres años, esa división será un baño de sangre. Pero eso no debería restar valor a la base establecida: los Raiders tienen un mariscal de campo sólido como una roca con Derek Carr, un grupo aterrador de receptores para cubrir, y una dupla de especialistas en cazar quarterbacks (Jones y Maxx Crosby) que será brutal tener que bloquear. Una aparición de playoffs este año no debería sorprender a nadie. — Yates

Mayor preocupación: Vegas promedió 3.9 yardas por intento corriendo el balón la temporada pasada (27) y tuvo la segunda peor tasa de victorias en bloqueos para jugadas por tierra (67.1 por ciento). Y no hizo ningún cambio significativo en la línea ofensiva. Sabiendo cómo el nuevo entrenador Josh McDaniels quiere ganar en la línea de golpeo y ser un equipo de fútbol ofensivo físicamente duro, será muy interesante ver cómo se desarrolla esto. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Los Raiders tienen que atacar la posición de esquinero en la próxima fase del plan de plantilla de McDaniels/Dave Ziegler. Su nuevo régimen ha priorizado a los cazamariscales en el Año 1, amarrando a Jones en la agencia libre y extendiendo a Crosby. Pero un grupo de esquineros que incluye a Rock Ya-Sin, Trayvon Mullen Jr., Nate Hobbs y la incorporación del agente libre Anthony Averett al tope del orden de profundidad, está relativamente poco probado. Veamos cómo le va con este cuarteto y prepárense para las incorporaciones en marzo. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Raiders ejecutaron engaño de carrera en jugada de pase en solo el 18 por ciento de los retrocesos la temporada pasada (el segundo menor total), a pesar de que Carr lideró la liga en QBR en pases con engaño de carrera (76.1). Después de un cambio de entrenador en jefe, podemos esperar que aumente la tasa de engaños de carrera en jugadas de pase, y eso es dinero gratis para la ofensiva. — Walder

Calificación global: 77.9

¿Por qué aparecen aquí? Los Vikings comenzaron esta temporada baja con una pregunta: ¿comienzan una enorme reconstrucción, o regresan con las cosas en plantilla en gran medida igual que la temporada pasada? Optaron por mantener unida a la plantilla bajo el nuevo gerente general Kwesi Adofo-Mensah y el nuevo entrenador en jefe Kevin O’Connell, extendiendo al mariscal de campo Kirk Cousins por un año y haciendo movimientos para ganar ahora, incluida la firma del cazador de quarterbacks Za’Darius Smith en la agencia libre. La pregunta que rodea a Cousins ha sido durante mucho tiempo si es un mariscal de campo que puede llevar a un equipo hasta lo más profundo de los playoffs, o si su techo es simplemente colarse a la postemporada. Las próximas dos temporadas son la mejor oportunidad de Cousins para demostrar que es más lo primero que lo segundo. — Yates

Mayor preocupación: ¿Pueden O’Connell y Adofo-Mensah realmente construir una asociación productiva que conduzca a victorias, títulos de división y campeonatos? Parece haber un cambio cultural, y la llegada de O’Connell es un buen augurio para la productividad/versatilidad de la ofensiva, mientras que las adiciones defensivas esta temporada baja en el mercado de agentes libres veteranos (Smith) y el draft (el safety Lewis Cine) por parte de Adofo-Mensah se ve muy bien sobre el papel. Ahora todo tiene que cuajar. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Hacer la transición completa a la defensiva 3-4 de Ed Donatell. Después de que los Vikings pasaron ocho temporadas en una formación 4-3 bajo Mike Zimmer, O’Connell recurre a Donatell, ex coordinador de Vic Fangio en Denver, para reestructurar a la defensiva. Minnesota ha realizado varios movimientos para adaptarse a este cambio, incluidos los fichajes de Smith y el apoyador Jordan Hicks. Pero, algunas personas en la liga se preguntan cómo le irá a Danielle Hunter, más un ala defensiva tradicional 4-3, en el nuevo esquema, o qué les espera los veteranos favoritos de Zimmer, Eric Kendricks y Harrison Smith. — Fowler

La estadística que debes conocer: La última vez que Cousins entró en el Top-10 de QBR fue en el 2016. Desde entonces, ha sido consistente, terminando entre los números 13-18 en cada una de las últimas cinco temporadas. Eso es lo suficientemente bueno como para hacer que un equipo promedie por encima del promedio, pero para convertirse en un verdadero contendiente al título, Cousins tendrá que elevarse hasta el siguiente nivel, o el resto de la lista tendrá que mostrar un oportuno destape colectivo. — Walder

Calificación global: 77.6

¿Por qué aparecen aquí? Los Cowboys tienen muchas piezas fundamentales en su plantilla, generando un optimismo significativo. Soy optimista sobre el mariscal de campo Dak Prescott, Micah Parsons podría ser un eterno candidato a Jugador Defensivo del Año, y el receptor CeeDee Lamb rezuma estrellato. La lista continúa. Pero ese tema ha persistido durante demasiado tiempo, y su clasificación en esta lista refleja demasiados años de incumplimiento de las expectativas. Y mientras que cambiar de entrenador es una conversación que generalmente se reserva para la mitad de la temporada, al menos, existe una presión incuestionable sobre Mike McCarthy para ganar en grande esta temporada. — Yates

Mayor preocupación: La historia sigue siendo la misma cuando se trata de entrenar. Fútbol americano situacional. Gestión del reloj. Aprovechar al máximo desde el punto de vista táctico el personal que tienes a tu disposición, especialmente en ataque. Esa es toda la responsabilidad de McCarthy. Si Dallas no es mejor en esas áreas en el 2022, probablemente tendrá un nuevo entrenador en jefe para el 2023. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Preparar a Lamb para estar entre los 10 mejores receptores. Está en camino. Cultivar esa relación con Lamb y Prescott. Reforzar una línea ofensiva envejecida. Y prepararse para la vida después de Dalton Schultz, quien no estará ansioso por firmar una extensión después de jugar bajo la etiqueta de jugador franquicia este año. Dallas no hizo esfuerzos enérgicos para volver a firmar al ala cerrada, y eso desgasta a los jugadores. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Cowboys ocuparon el tercer lugar a la defensiva en puntos esperados agregados por jugada en el 2021 (-0.05 negativo), pero solo el puesto N° 12 si removemos intercepciones y balones sueltos. La defensiva fue una gran parte de la razón por la que Dallas ganó 12 juegos la temporada pasada, pero ser tan dependiente de los robos de balón debe generar cierto escepticismo de que pueda repetir esa eficiencia. — Walder

Calificación global: 76.6

¿Por qué aparecen aquí? Los Jets están en tendiendo al alza después de varias temporadas bajas acumulando talento, tanto joven como veterano, y Robert Saleh aportó una energía que se manifestó en la recta final de su temporada de novato como entrenador en jefe. Si el mariscal de campo Zach Wilson se convierte en el jugador que creía que podría ser antes del draft del año pasado, los Jets están listos para despegar. — Yates

Mayor preocupación: Podría decirse que los Jets lo han hecho tan bien como cualquier equipo en lo que respecta a las adiciones de temporada baja, pero aún me pregunto si Saleh y su personal son el grupo de entrenadores adecuado para extraer el máximo rendimiento de esta lista, y si Wilson es el mariscal de campo adecuado, en esta ciudad y división. Necesita demostrar que fue digno de ser el segundo recluta global del Draft 2021. Si la gerencia se equivocó en esas dos áreas, los sufrimientos continuarán en New York. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Parece que New York todavía está buscando otro movimiento en la secundaria. Los Jets estaban en la lucha por varios agentes libres de alto costo y firmaron al esquinero D.J. Reed, pero aún podría usar un mediapunta más. Un profundo con rango en el medio del campo elevaría lo que pinta como una defensiva emergente. — Fowler

La estadística que debes conocer: El novato Sauce Gardner permitió solo un pase completo de más de 10 yardas aire en el 2021 mientras estaba en Cincinnati. Sí, solo una. Y fue para apenas 13 yardas. Los Jets necesitan estrellas y Gardner tiene el potencial de ser una en la secundaria. — Walder

Calificación global: 75.6

¿Por qué aparecen aquí? Miami ha ganado 19 juegos en los últimos dos años, tiene una defensiva joven e imponente, e inyectó poder a su ofensiva a través de un rimbombante intercambio por el receptor abierto Tyreek Hill, y una agencia libre ocupada. Hay una energía palpable que había estado ausente durante algún tiempo en Miami y por una buena razón: este equipo puede ser realmente bueno. Mike McDaniel asume el cargo de entrenador en jefe por primera vez, y la pieza clave de este equipo esta temporada es el mariscal de campo Tua Tagovailoa; si se convierte en el jugador que hemos visto en destellos a lo largo de dos temporadas, Miami subirá en esta lista. Si no lo hace, habrá dudas la próxima temporada baja en torno a si Miami deberá invertir su capital de draft para hacerse de uno de los quarterbacks en el draft. Es un gran año para él. — Yates

Mayor preocupación: Es el desarrollo y la utilización de Tagovailoa, y el apoyo que los Dolphins le han brindado. Eso es para lo que se contrató a McDaniel: conectar con Tua, apoyar a Tua y desarrollar a Tua, todo mientras hace que todos a su alrededor jueguen a su potencial. Siempre he sido un creyente, pero no lo seré para siempre. Este es un gran año para la franquicia desde mi punto de vista. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Dejar que el ala cerrada Mike Gesicki atrape un millón de pases en el 2022 en su camino a la agencia libre. Gesicki está listo para jugar con la etiqueta de franquicia de 10.8 millones de dólares, y con Hill y Jaylen Waddle ocupando las defensivas, está listo para un año de carrera. Esto le dará tiempo a Miami para encontrar su próximo ala defensiva tipo George Kittle para la ofensiva de McDaniel, alguien que pueda ser una amenaza para bloquear y atrapar pases. Y no forzar la trayectoria de Tagovailoa. Este año determinará mucho, orgánicamente. — Fowler

La estadística que debes conocer: Según NFL Next Gen Stats, la expectativa negativa de -0.31 yardas por acarreo de Miami fue la tercera peor cifra en la NFL la temporada pasada, lo que significa que los corredores del equipo estaban costando yardas. Los Dolphins han traído una gran cantidad de corredores nuevos para tratar de revertir esa tendencia, incluido Chase Edmonds, quien promedió 0.51 yardas por acarreo por encima de la expectativa el año pasado. — Walder

Calificación global: 75.2

¿Por qué aparecen aquí? Sería injusto pasar por alto la dramática mejoría de los Cardinals en las últimas tres temporadas desde que contrataron al entrenador en jefe Kliff Kingsbury y seleccionaron al mariscal de campo Kyler Murray. Pero los Cardinals se encuentran en la mitad inferior de esta lista y con signos de interrogación debido a cómo han terminado en los últimos años, ya que el equipo se desvaneció en la recta final de manera importante después de terminar como el último equipo invicto en pie a mitad de la temporada 2021. Su futuro a corto plazo no se ve favorecido por jugar en una división que contó con los dos equipos en el Juego de Campeonato de la NFC del año pasado, y que estarán sin el receptor abierto DeAndre Hopkins (suspensión) durante los primeros seis juegos de este año. — Yates

Mayor preocupación: Específicamente, los Cardinals llegaron a la última temporada baja sabiendo que necesitaban un mejor liderazgo al final de la temporada. Querían evitar una caída en noviembre/diciembre que podría eliminarlos de los playoffs o dañar su impulso de cara a los playoffs. Bueno… lo mismo sucedió en 2021, ya que terminaron la temporada 1-5 de cara a la postemporada y luego los Rams los derrotaron en la Ronda de Comodines. Entonces, el liderazgo todavía me preocupa sobre el futuro de este equipo. ¿Tienen los Cardinals la combinación correcta? — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? La línea ofensiva para ayudar a Murray, debería ser primordial. A los 33 años de edad, el centro Rodney Hudson está en declive, el guardia Justin Pugh será agente libre en el 2023, y el guardia Will Hernandez y el tackle derecho Kelvin Beachum son soluciones a corto plazo. La altura de Murray (5 pies y 10 pulgadas) hace que una línea ofensiva sólida y costosa sea crucial para su éxito. — Fowler

La estadística que debes conocer: Murray ocupó el segundo lugar en porcentaje de pases completos por encima de las expectativas con más del 4 por ciento, según datos de NFL Next Gen Stats. Fue un récord personal para Murray y un gran salto desde su -1.5 por ciento nogativo de la temporada de novato, una señal de que mejora en la precisión. — Walder

Calificación global: 74.9

¿Por qué aparecen aquí? Se está produciendo un reinicio en Seattle, después de traspasar a Russell Wilson en la actual temporada baja. La plantilla de Seattle todavía es capaz en ciertas posiciones –existe un dinámico dúo de receptores abiertos formado por DK Metcalf y Tyler Lockett– pero pocos equipos enfrentan una duda tan grande sobre el mariscal de campo como los Seahawks, que tendrán que decidir entre Geno Smith y Drew Lock para el inicio. Seattle tiene una reserva de capital de draft para el 2023 que podría ser el mejor camino para resolver ese dilema, pero se avecina un desafío cuesta arriba. — Yates

Mayor preocupación: Este equipo se ha ocupado silenciosamente del negocio de reorganizar la plantilla, y creo que tienen los ingredientes para competir de inmediato en su división si pueden encontrar un quarterback. Lock y Smith no lo van a lograr. Pero los Seahawks tienen casi todo lo demás, incluida una línea ofensiva joven y en mejora, buenos corredores, excelentes receptores, posibles estrellas alas defensivas y algunos talentos excepcionales en la secundaria. Pero… el mariscal de campo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Descubrir la mejor combinación para la línea ofensiva a futuro. El guardia Damien Lewis decepcionó por ocasiones en el 2021, y los nuevos titulares en el tackle izquierdo, centro y tackle derecho generan incertidumbre. En defensiva, descubrir qué hacer con el profundo Jamal Adams. Es probable que su contrato lo mantenga en el redil durante al menos los próximos dos años, así que se deberán acentuar sus puntos fuertes como disruptor de la línea de golpeo. Luego, prepárense para el gran avance de Jordyn Brooks en el tercer año. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Seahawks ejecutaron pases rolados por diseño en el 9 por ciento de sus retrocesos la temporada pasada, una faceta de la ofensiva que el coordinador Shane Waldron tomó de los Rams (que fueron el único equipo que ejecutó pases rolados por diseño con mayor frecuencia que Seattle). Y eso es algo bueno para Lock, Smith o quien juegue como quarterback. Las jugadas con pases rolados por diseño brindan una ventaja para la ofensiva. — Walder

Calificación global: 74.5

¿Por qué aparecen aquí? Los Commanders hicieron una apuesta en la temporada baja por el mariscal de campo Carson Wentz, una que parece moldeará su fortuna para las próximas tres temporadas. Es poco probable que Wentz logre recuperar la forma que mostró en el 2017, cuando estuvo en la conversación para ser Jugador Más Valioso antes de una lesión hacia el final de la temporada, pero también es capaz de ser un jugador mucho mejor de lo que ha sido en los últimos dos años. Si logra las mejorías que espera Washington, podrían competir por un lugar en los playoffs de la NFC. Más allá de Wentz, se debe tener en cuenta la estabilidad organizacional, ya que el propietario Daniel Snyder sigue envuelto en acusaciones por fomentar una cultura laboral tóxica. — Yates

Mayor preocupación: Todavía no creo que los Commanders hayan encontrado al mariscal de campo a largo plazo, y aunque pensé que la defensiva –específicamente la línea defensiva– era una fortaleza, ahora también tengo preguntas importantes sobre el futuro de esa unidad. No es el tipo de progreso que esperaba en Washington. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Washington tiene que tomar decisiones difíciles en una línea defensiva talentosa pero costosa. Los Commanders pagaron al tackle defensivo Jonathan Allen el año pasado, y ahora el ala defensiva Montez Sweat y el tackle defensivo Daron Payne se acercan a las ventanas para extensiones de contrato. Con alrededor de 13 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial después de completar el acuerdo de Terry McLaurin, Washington debe decidir cuánto vale su núcleo de cazamariscales. También necesita refuerzos de apoyadores detrás de Jamin Davis y Cole Holcomb. — Fowler

La estadística que debes conocer: Aunque el ala defensiva Chase Young logró solo 1.5 capturas la temporada pasada, su tasa de victorias contra bloqueos en jugadas de pase del 19 por ciento en la posición lo habría ubicado en el puesto N° 16 entre los clasificados. La temporada pasada fue una decepción, sin duda, pero no fue tan mala como sugirió el total de capturas del segundo recluta global del 2020. — Walder

Calificación global: 74.2

¿Por qué aparecen aquí? Este ejercicio se trata de proyectar hacia futuro, algo que entusiasma a los aficionados de los Jaguars con Trevor Lawrence bajo centro y siguiendo adelante después de la desafortunada contratación de Urban Meyer como entrenador en jefe. Gastaron más dinero garantizado en la agencia libre que cualquier otro equipo en una sola temporada baja en la historia de la NFL para reforzar la plantilla. Si Lawrence se acerca al jugador que se pronostica, Jacksonville ascenderá a la mitad superior de la liga. Se dieron pasos hacia adelante este año, pero una década de inutilidad (salvo la temporada del 2017) da motivos para tener precaución sobre esperar demasiado, muy pronto. — Yates

Mayor preocupación: ¿Cómo es la relación a largo plazo entre el entrenador Doug Pederson y el gerente general Trent Baalke? ¿Se mantendrán en la misma página y colaborarán para establecer la dirección de la franquicia y traer el tipo de jugadores que Pederson finalmente quiere para sus sistemas? Este tiene que ser el equipo de Pederson. Mantengan una estrecha vigilancia en esto. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Seleccionar a un receptor de alto nivel con el que Lawrence pueda crecer. Las incorporaciones de agentes libres Christian Kirk y Evan Engram son mejorías, pero no se sienten como soluciones a largo plazo (aunque el contrato de Kirk dice lo contrario). Algunos evaluadores de la liga creen que Jacksonville todavía es débil en esta área. El draft del próximo año debería ofrecer mucho armamento para que Jacksonville consiga a un prospecto codiciado. — Fowler

La estadística que debes conocer: Kirk registró una tasa de recepciones superior a la expectativa del 9 por ciento, según los datos de NFL Next Gen Stats, la segunda más alta entre todos los jugadores con al menos 400 rutas recorridas (solo detrás de Tee Higgins). Los Jags ciertamente pagaron un alto precio por Kirk, pero al menos debería ayudar a la ofensiva de Jacksonville. — Walder

Calificación global: 73.1

¿Por qué aparecen aquí? Creo firmemente en el proceso que está siguiendo el gerente general Nick Caserio para reconstruir esta plantilla y establecer una nueva cultura en Houston, que será catalizada en gran medida por inversiones en el draft. El mariscal de campo Davis Mills mostró lo suficiente en su temporada de novato como para sugerir que puede ser titular en esta liga, pero el 2022 será un año para consolidar ese lugar, o llevar a Houston al draft por otro mariscal de campo el próximo año. Tomará tiempo y eso está bien, ya que Houston tiene vacíos por llenar, pero la trayectoria está trazada para esta franquicia. — Yates

Mayor preocupación: ¿Es Lovie Smith la mejor opción para liderar este equipo en un proyecto masivo de reconstrucción/desarrollo? Me gusta lo que hicieron los Texans desde el punto de vista de la adquisición de talento en el papel, pero el hombre a cargo de desarrollar y usar ese talento, ofensiva y defensivamente, me deja con más preguntas que respuestas en relación con sus compañeros. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Restablecer el dominio en la línea defensiva. Houston no tiene mucha tradición, pero Mario Williams y J.J. Watt son nombres que vienen a la mente cuando se piensa en el folklore tejano. Es hora de reconstruir ese frente. Volver a firmar al tackle defensivo Maliek Collins es un buen comienzo, pero no suficiente. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Texans emplearon formaciones de Cobertura-2 en el 34 por ciento del tiempo la temporada pasada, la mayor cantidad para cualquier equipo, y casi el doble del promedio de la liga, de 18 por ciento. Fue una de las coberturas menos productivas para los Texans. Permitieron 0.07 puntos esperados agregados por retroceso de pase empleando la Cobertura-2, a diferencia de un 0.12 para todas las demás coberturas, descontando situaciones de línea de gol (un número menos es mejor para la defensiva). — Walder

Calificación global: 73.0

¿Por qué aparecen aquí? Los Lions generan algo de revuelo de cara a la temporada del 2022, después de una temporada baja estelar que incluyó dos incorporaciones preciadas en el draft: el cazamariscales Aidan Hutchinson y el receptor Jameson Williams. El equipo también jugó increíblemente duro a pesar de haber sido superado a menudo la temporada pasada, lo que sugiere que la cultura establecida por el entrenador Dan Campbell se está traduciendo. La palanca para esta franquicia será la posición de quarterback: ¿Puede Jared Goff ser una marea creciente proverbial, o será un puente hasta que el equipo agregue un joven mariscal de campo del futuro? — Yates

Mayor preocupación: La solución a la posición de mariscal de campo a largo plazo no está en la plantilla. Hasta que encuentren algo mejor que Goff, los Lions estarán por debajo en relación con todos los demás equipos de su división en la posición más importante del juego. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Hacer lo que sugieran los movimientos de tu plantilla: ve a lo grande por un quarterback en el draft de 2023 o en los canjes. Los Lions evitaron a los pasadores de este año para reforzar el resto de la plantilla. Mejorar el plantel ofrece flexibilidad. Bastantes pasadores de primera línea estarán disponibles en la primera ronda, o los Lions pueden convencer a un socio de canje respecto a cómo Detroit está construido para ganar ahora, después de dos años de dolor. — Fowler

La estadística que debes conocer: Los Lions lanzaron corto del primer intento en el 65 por ciento del tiempo la temporada pasada, más que cualquier otro equipo (los Panthers fueron los siguientes con un 54 por ciento). Volverse más agresivos en ese departamento será una de las muchas áreas necesarias para cambiar este equipo. — Walder

Calificación global: 71.5

¿Por qué aparecen aquí? Hay un optimismo merecido respecto al liderazgo del gerente general Joe Schoen y el entrenador en jefe Brian Daboll para los Giants, pero se hacen cargo de una organización que necesita una reparación importante. Quizás ningún equipo haya tenido una peor situación salarial al comienzo de esta temporada baja (los Falcons y los Bears también están en ese grupo), por lo que el primer paso en el progreso será arreglar algunos errores anteriores. Además, el mariscal de campo Daniel Jones se encuentra en una temporada de ahora o nunca después de que el equipo rechazó su opción de quinto año. Pero dos selecciones entre los siete primeros este año, y una perspectiva de capitalización más saludable en el futuro son un buen augurio. — Yates

Mayor preocupación: ¿Puede Daboll sacar de Jones lo que ninguno de sus otros entrenadores previos ha podido? ¿Puede el corredor Saquon Barkley ser una fracción de lo que mostró como novato en el 2018, la última vez que jugó una temporada completa sin perderse un juego? Esas son dos grandes preocupaciones. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? New York tiene que establecer pilares defensivos. Los aciertos de selecciones de draft de los Giants en ese lado del balón en los últimos años son escasas. Xavier McKinney es sin duda uno. El cazamariscales Azeez Ojulari tiene una oportunidad, y New York tiene grandes planes para el cazamariscales novato Kayvon Thibodeaux. Los Giants necesitan a estos tres para crear un núcleo joven que entusiasme a la base de fanáticos en los años venideros. — Fowler

La estadística que debes conocer: Entre los jugadores con al menos 150 rutas recorridas, el receptor abierto Kadarius Toney ocupó el séptimo lugar en objetivos por ruta recorrida (29.8 por ciento) y el N° 11 en yardas por ruta recorrida frente a cobertura de hombre a hombre (2.8). Aunque su tiempo de juego fue limitado, esos números sugieren un potencial significativo para la selección de primera ronda del 2021 en el futuro. — Walder

Calificación global: 69.9

¿Por qué aparecen aquí? Los Bears se encuentran aquí después de colapsarse en el 2021, y de haber dispensado muchos recursos en el pasado y que resultaron desafortunados. El gerente general Ryan Poles fue contratado para encaminar esta organización, y pueden contar con esto: será disciplinado y dedicará interminables horas al draft. La realidad fundamental de eso es que tomará tiempo, y los Bears tienen una gran cantidad de huecos en la plantilla para llenar. — Yates

Mayor preocupación: El personal en las posiciones de habilidad ofensiva, excluyendo al receptor abierto Darnell Mooney, no es lo suficientemente bueno para que el mariscal de campo Justin Fields dé un salto en el 2022, como espero que hagan muchos mariscales de campo de su clase de draft. Miren lo que hizo Miami por Tua Tagovailoa, Philly por Jalen Hurts, los Jets por Zach Wilson, etc. Este equipo podría estar en problemas tanto a corto como a largo plazo, si no pone a Fields en marcha rápidamente; todo comienza con un mejor elenco de apoyo. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Continuar con el plan de dos niveles de mantenerse competitivo, pero fortaleciendo la salud del roster para el 2023 y más allá. Los Bears no son demasiado talentosos este año, pero deberían tener casi 100 millones de dólares en espacio bajo el tope salarial para el 2023. Bajo Poles, pueden mejorar rápidamente y rodear a Fields con más talento. — Fowler

La estadística que debes conocer: Fields fue capturado en un masivo 10 por ciento de retrocesos de pase en la temporada pasada, liderando la liga entre los pasadores. Su tasa de capturas en la universidad al menos fue una bandera naranja al ingresar al draft, pero este 10 por ciento es una cifra asombrosa que debe revertirse si se va a convertir en un quarterback franquicia. — Walder

Calificación global: 69.0

¿Por qué aparecen aquí? La defensiva de los Panthers es fabulosa, y eso por sí solo da motivos para el optimismo. Pero persisten dos cuestiones para esta franquicia: la solución a largo plazo con el quarterback (incluso después del canje por Baker Mayfield) y el futuro del entrenador en jefe Matt Rhule. Rhule recibió un contrato de siete años cuando asumió en Carolina, pero parece haber mucha presión sobre él y la franquicia para dar un salto esta temporada. Mayfield, al igual que Sam Darnold, tiene contrato solo por una temporada. — Yates

Mayor preocupación: ¿Quién dirigirá a los Panthers más allá del 2022? Este equipo luce desesperado y no parece tener un gran plan sobre cómo administrar la posición de quarterback, y eso generalmente resulta en que las personas pierdan sus trabajos. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Esta no es la peor plantilla de la liga. Lejos de serlo. Los problemas del mariscal de campo nublan una base de talento de calidad. Pero la línea ofensiva debe mejorar, en lo que el equipo ha trabajado incansablemente, reclutando a Ikem Ekwonu y firmando a Bradley Bozeman y Austin Corbett. El cuerpo de apoyadores necesita mejorías, ya que varios titulares han rebotado alrededor de la liga. Pero la perspectiva de Carolina no es tan grave como parece. — Fowler

La estadística que debes conocer: Matt Corral registró temporadas consecutivas entre los 10 mejores QBR en los últimos dos años en la universidad (89.9 y 80.5). Si hay una razón para tener esperanza a largo plazo en él como una solución en quarterback, es esa: fue un pasador universitario productivo durante varios años. Carolina tiene a Mayfield y Darnold en el redil, pero Corral podría ser parte de los planes futuros bajo centro. — Walder

Calificación global: 68.7

¿Por qué aparecen aquí? Cuando el gerente general Terry Fontenot, y el entrenador en jefe Arthur Smith, fueron contratados en la temporada baja del año pasado, heredaron un equipo con una situación desastrosa en el tope salarial, pero con suficiente talento como para que soportar una reconstrucción fuera más una decisión que un mandato. Pero, los Falcons tienen la cuestión del mariscal de campo a largo plazo, necesitan una ola de jóvenes en ambos lados del balón y todavía tienen algunas situaciones contractuales que resolver. — Yates

Mayor preocupación: Igual que para muchos equipos que están en la parte baja de esta lista, la posición de quarterback a largo plazo es un problema. Atlanta probablemente no tenga la respuesta en el plantel, y no es lo suficientemente bueno en otras posiciones como para compensar el vacío de talento bajo el centro. Es probable que Marcus Mariota sea QB1, pero los Falcons también seleccionaron a Desmond Ridder en la tercera ronda en abril, ya que Atlanta deja atrás a Matt Ryan. — Riddick

¿Cuál cambio los podría mejorar? Trabajar con el núcleo joven y escapar de los contratos inflados. Los Falcons están remodelando lentamente la plantilla, comenzando con el canje de Ryan esta temporada baja. El próximo paso podría ser dejar ir al linebacker Deion Jones a través de intercambio o liberación. Su impacto contra el tope salarial de 20 millones de dólares es un lastre, y aunque gran parte de su dinero para 2022 está garantizado, los Falcons podrían comerse parte del salario para facilitar un canje. Jones todavía tiene valor por sus habilidades para defender el juego aéreo. Atlanta puede continuar construyendo alrededor de selecciones de draft exitosas como el esquinero A.J. Terrell, el ala cerrada Kyle Pitts y el liniero interior Chris Lindstrom. — Fowler

La estadística que debes conocer: Terrell (0.6) y Casey Hayward Jr. (0.7) ocuparon el primer y segundo lugar, respectivamente, en yardas permitidas por jugada de cobertura, según los datos de NFL Next Gen Stats. Claro, Hayward está en el ocaso de su carrera, pero los Falcons tienen un componente de súperestrella para su defensiva en Terrell. — Walder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *