Badosa despide su año: “He vivido lo mejor y lo peor”

Un año de altibajos. Así ha sido la temporada de Paula Badosa y así la ha definido la propia jugadora española a través de un comunicado emitido en sus redes sociales, donde hace balance de un curso que ha terminado de la peor forma posible: abandonando en primera ronda del WTA 1.000 de Guadalajara y sin posibilidades de disputar las Finals. “Se acabó mi temporada 2022… un año que ha pasado por todos los momentos y emociones. Donde he vivido de las mejores experiencias a las peores. Pero donde he intentado aprender de cada una de ellas y sobre todo salir más fuerte de ellas (no me ha quedado otra) y donde he aprendido a priorizarme y a protegerme como persona. Donde he cometido errores (nunca queriendo) y algunos aciertos también”, comparte la catalana, que, sin embargo, no habla directamente de las finales de la Billie Jean King Cup (del 8 al 13 de noviembre), la última cita que tiene en el calendario.

La temporada pasada, Badosa no pudo estar con el equipo nacional debido a problemas físicos. Este año, su presencia en Glasgow sigue siendo una incógnita. Por el tono del comunicado, parece complicada, pero no hay pronunciamiento al respecto. La única certeza, como ya se sabía antes de la publicación, es que no disputará ningún torneo más a título personal en lo que resta de 2022, un año en el que ha llegado a ocupar la segunda plaza en el ranking mundial y que despedirá fuera del top-20. “Nunca he perdido la ilusión ni la fuerza para seguir luchando por lo que más me gusta y quiero. A pesar de toda esta intensidad, me siento muy afortunada por vivir todas las cosas increíbles que estoy viviendo, que pensé que nunca viviría. Ha sido un año de muchos retos, experiencias profesionales y personales, que sin duda he sentido que ha sido el año que más he tenido que aprender y madurar a pasos agigantados para seguir manteniéndome arriba”, reflexiona en su texto.

La montaña rusa arrancó arriba, con el título logrado en Sídney. El éxito, tras superar a Barbora Krejcikova en la final, daba continuidad a un 2021 magnífico, en el que se coló entre las mejores del mundo tras ser la primera española en alzar los brazos en Indian Wells. Pese al buen inicio, el palmarés de la española ya no ha registrado más trofeos. En los Grand Slams, no ha podido pasar de octavos de final, alcanzados en Australia y Wimbledon, y en los WTA 1.000, de más a menos, se ha quedado cerca de la gloria. Alcanzó las semifinales en Indian Wells y en Miami, pero, luego, no pudo volver a alcanzar los cuartos. En seis de sus últimos siete torneos, no ha pasado de segunda ronda. En varias ocasiones, debido a problemas físicos, como en Guadalajara. “Llevo días enferma, he intentado recuperarme por todas las vías y no ha sido posible”, revelaba tras retirarse.

“2023… te tengo ganas”

La primera toma de contacto con la élite absoluta para Badosa, el primer curso que la catalana ha tenido que afrontar con la presión de ser uno de los grandes nombres del circuito. En 2015, tras ganar Roland Garros júnior, atravesó difíciles episodios de ansiedad, en la sombra; ahora, es uno de los grandes altavoces para la salud mental dentro del mundo del deporte. “Tengo gente al lado que me apoya en cada uno de esos momentos y va conmigo de la mano, pase lo que pase (sois los mejores). Y también tengo a unos fans increíbles, que siempre están conmigo y me sacan una sonrisa leerlos (gracias). Y bueno, ya no quiero enrollarme más… Gracias 2022 por todo lo que me has enseñado. 2023 a ver que tienes para mí… te tengo ganas. Nos vemos pronto mi gente”, termina en su comunicado. Un 2023 en el que cumplirá 25 años y que empezará con una mochila mucho más llena.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *