1-1: A octavos de la Champions

CRÓNICA. 11/10/2022. Alberto Navarro. Fotógrafo: Helios de la Rubia/Antonio Villalba

Rüdiger marcó en el último minuto el gol del Real Madrid, que empatando contra el Leipzig en la próxima jornada será primero de grupo.

El Real Madrid, que continúa invicto, selló su clasificación para los octavos de final de la Champions League tras empatar ante el Shakhtar Donetsk en el estadio del Legia de Varsovia. El gol de Zubkov nada más comenzar la segunda parte dio ventaja al equipo ucraniano, pero el campeón de Europa siempre lucha hasta el final y el testarazo de Rüdiger en el añadido dio el punto necesario para lograr el pase. Los de Ancelotti serían además primeros de grupo empatando contra el Leipzig en la próxima jornada.

El Madrid dominó el encuentro, pero el Shakhtar Donetsk estuvo muy bien plantado atrás y sólo concedió una ocasión de gol en la primera media hora. Llegó en el 18’. Benzema ganó la espalda a la defensa rival, controló el balón dentro del área y remató con la izquierda. Trubin despejó con los puños el disparo del francés. Antes del descanso, los de Ancelotti pudieron marcar. Gran pase de tacón de Benzema en el 35’ y el disparo de Rodrygo, algo escorado, terminó en saque de esquina.

La segunda mitad no pudo comenzar de peor forma. En la primera jugada Zubkov adelantó a los locales. El empate pudo llegar en el 48’ tras un testarazo de Tchouameni a balón parado que no encontró portería por centímetros. Tres minutos más tarde, y también a la salida de un córner, lo intentó Benzema dentro del área, pero su disparo a la media vuelta se marchó elevado. Nuestro equipo presionó mucho más arriba y dejó espacios que estuvieron cerca de aprovechar los locales en un contragolpe en el que Traoré se encontró con el larguero en el 65’.

La respuesta del Real Madrid llegó ocho minutos más tarde con un disparo de Kroos desde la frontal que se marchó fuera por poco. Mucho más clara fue la oportunidad que dispuso Vini Jr. en el 87’. Centro medido de Lucas Vázquez y el testarazo del brasileño sin oposición en el área pequeña se fue elevado. Igual de franco fue el remate de cabeza de Rüdiger en el añadido. El balón no encontró portería por centímetros. Sí acertó el alemán minutos más tarde adelantándose a Trubin y jugándose el físico para llevar el balón a la red con la cabeza y dar el punto necesario para sellar la clasificación para octavos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *